Puerto

VIAJEROS PERNOCTARON EN LA ESTACIóN ANOCHE

El levante obliga a suspender las comunicaciones marítimas

Ceuta permanece aislada a la espera de que se retomen las comunicaciones marítimas interrumpidas por el viento. La suspensión de la salida del "Passió per Formentera" programada para ayer viernes a las 22.00 horas obligó a un grupo de viajeros a pernoctar en la estación marítima. El buque partió, finalmente, a las seis y media de la mañana. 

passiócruz roja estación marítimaEl temporal ha impuesto de nuevo su voluntad. Las comunicaciones marítimas permanecen interrumpidas desde las ocho de esta mañana. El rigor del viento dejaba este pasado viernes a pie de puerto a numerosos viajeros que confiaban en tomar el ferri “Passió per Formentera”, de Baleària, cuya salida se había programado a las diez de la noche. El buque, que ya había demorado su llegada desde Algeciras en una jornada jalonada por continuos cambios de horario, finalmente suspendió su rotación.

La anulación de la salida dejó a un buen número de visitantes foráneos en la estacada y con la única alternativa de aguardar hasta las 6.00 de hoy sábado a la siguiente rotación del “Passió”. Ante la situación, la Ciudad requirió a la Cruz Roja para que distribuyera medio centenar de mantas entre los viajeros. La estación marítima ha permanecido abierta toda la madrugada para brindar asistencia a los afectados.

El “Passió” zarpaba, finalmente, a las seis y media de esta mañana. La llegada del buque de Baleària servía de prólogo a las primeras cancelaciones. La Autoridad Portuaria de Algeciras anunciaba en torno a las 8.00 horas que todas las salidas desde sus instalaciones habían sido suspendidas.

Las imágenes muestran al pasaje del "Passió per Formentera" en su única rotación de hoy y a una voluntaria de Cruz Roja entregando mantas a las personas que quedaron atrapadas anoche en la estación marítima. 

 

Previsiones

Las previsiones meteorológicas para esta jornada de sábado no resultan particularmente halagüeñas. A la alerta amarilla por viento se suma, desde las 9.00 horas, una alerta naranja por fenómenos costeros, lo que dificultará, si cabe, la navegación.

Según las estimaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las precipitaciones persistirán hasta acumular 15 litros por metro cuadrado. Las rachas de viento alcanzarán en el Estrecho los 80 kilómetros por hora.

La situación tenderá a remitir el domingo, aunque los vientos de levante se seguirán manifestando con intensidad, con rachas de hasta 49 kilómetros por hora.

Comentarios