Remitidos

Sin campaña de esterilización de los gatos callejeros

gato

Tanto el Gobierno de la Ciudad como la oposición están pasando de todo lo relacionado con la protección animal. Todo ello a pesar de que un buen día, en un Pleno de la Asamblea nombraron a Ceuta “Ciudad Amiga de los animales”. ¡Para hartarse de reír!, ¡eso no se lo cree nadie!

Lo que está haciendo el ayuntamiento con los gatos que malviven en la calle, en mi opinión, se podría decir que es un verdadero “crimen” por dejadez. Las escasas, y muy mal organizadas campañas de Captura, Esterilización y Retorno (CER) de los gatos que malviven en la calle que ha hecho el ayuntamiento, son totalmente insuficientes, pero además es que desde hace un buen tiempo NO ha hecho ninguna Campaña CER, lo que está provocando que la ciudad esté llena de gatos y haya cachorros por todos los sitios.

Da pena hablar con las voluntarias cuidadoras de colonias de gatos, las cuales no dan abasto. Tienen que pagar con su dinero la comida, medicamentos, gatos veterinarios, etc., porque las Asociaciones siempre dicen lo mismo, que no tienen dinero, aunque hay algunas excepciones. De las horas y horas que tienen que invertir a diario las voluntarias en el cuidado en general de los gatos, mejor ni hablar.

La mayoría de voluntarias cuidadoras de colonias no pertenecen a ninguna asociación, es decir no tienen ayuda de nadie; pero lo mismo pasa si perteneces a alguna Asociación, que tampoco es que tengas mucha ayuda, pues lo más normal es que te digan que no tienen dinero ni personal, que ya hace tiempo que se les terminó la mísera ayuda que les da el ayuntamiento anualmente, y que con la cuota de los socios no llega.

Para acabar con la superpoblación de los gatos que hay en la ciudad, el ayuntamiento tiene que ser serio, responsable y consecuente con sus obligaciones y no dejar en manos de NINGUNA asociación la responsabilidad de hacer una campaña CER, porque eso no es serio. Las Campañas de Captura, Esterilización y Suelta la tiene que gestionar el Ayuntamiento contratando al personal necesario: veterinario, auxiliar de veterinaria, personal para capturar a los gatos y soltarlo una vez esterilizados y vacunados en su lugar de origen. Las Campañas tienen que ser continuadas en el tiempo, es decir no pueden tener fin, de lo contrario no vale de nada, ya que en pocos meses la población de gatos vuelve aumentar a los mismos niveles que antes.

Si el ayuntamiento de verdad cumpliese con su obligación, en unos años estaría controlada la población gatuna, lo que redundaría en beneficio de todos los ciudadanos.

 

Los animalistas somos los primeros que queremos que la población gatuna esté controlada, ya que es lo mejor para todos. Ahora mismo, los primeros que están padeciendo la dejadez del ayuntamiento son las voluntarias que se ocupan del cuidado de los gatos, pero también los demás ciudadanos.

 

Para terminar, aunque queda muchísimo por decir, comentar que se echa en falta que las responsables de las principales Asociaciones Protectores de Animales, las que tienen subvención, le exijan públicamente al ayuntamiento que cumpla con todo lo relacionado con la protección animal. Lo mismo sí que se lo exigen por otros medios que no son públicos, pero de ser así, y viendo los resultados, no les hacen ni puñetero caso.

Comentarios