Remitidos

Carta de despedida del comandante general de Ceuta

descarga (7)
photo_camera Alejandro Escámez, comandante general de Ceuta (CEDIDA)

Alejandro Escámez: "Me marcho dejando una parte de mí en esta ciudad, a la que llevaré siempre en mi corazón". 

El Consejo de Ministros, a propuesta de la ministra de Defensa, Margarita Robles, aprobó recientemente mi nombramiento como nuevo Jefe del Mando de Canarias y con ello asumir esas nuevas responsabilidades que me confía desde otro lugar de nuestra geografía, pero afortunadamente muy ligado organizacionalmente a ésta, la que ha sido y será mi Comandancia General, mi Guarnición Militar y mi ciudad de Ceuta.

He vivido en esta españolísima y querida ciudad casi dos años, dos años no exentos de dificultades, pues a las habituales, hemos tenido que hacer frente a una dura pandemia y a una crisis fronteriza migratoria. Y en estas circunstancias he podido comprobar la entereza, el espíritu de superación, la tolerancia, la calidad humana y valía de sus gentes e instituciones.

La Comandancia General ha estado trabajando durante este tiempo en el marco de la Operación Balmis y ahora de la Operación Misión Baluarte para paliar los efectos de la pandemia y mejorar las capacidades de respuesta; ha colaborado con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la gestión de la crisis migratoria; ha contribuido a la seguridad internacional participando en las misiones que desarrollan nuestras Fuerzas Armadas en el exterior; y ha continuado con sus cometidos de adiestramiento para seguir manteniendo sus capacidades operativas esenciales.

Todas estas actividades no pudieran haberse cumplimentado sin contar con el recurso más importante que dispone la Comandancia General, su capital humano, los hombres y mujeres que la integran, con su impronta, su disponibilidad, entrega, talante y valía profesional. Y con ellos, los valores y tradiciones que profesan y sustentan la Institución Militar.

Hemos dado un paso adelante en la mejora de nuestras infraestructuras, nuestra Base Única sigue avanzando, en los medios de apoyo a la instrucción y adiestramiento disponibles, en los materiales y equipos, en la organización y racionalización de los procedimientos……. pero no somos complacientes y continuaremos en esa aspiración constante de la mejora continua.

Desde mis responsabilidades he intentado contribuir a ese progreso en las posibilidades y competencias de las Unidades que componen la Comandancia General y de los distintos organismos de la Guarnición Militar, para que pudieran ser un instrumento cercano, útil, moderno y resolutivo al servicio de nuestros convecinos y de nuestra sociedad.

Igualmente he tratado de colaborar estrechamente con las instituciones y entidades públicas y privadas civiles o religiosas de nuestra ciudad.

Deseo que las dificultades padecidas sean ya parte del pasado y que pronto la Comandancia General pueda compartir con nuestros convecinos las tradicionales actividades deportivas cívico-militares y las paradas y desfiles militares con ocasión de efemérides señaladas, con total normalidad, tratando de compatibilizarlo con las exigencias de nuestra preparación.

Me marcho dejando una parte de mí en esta ciudad, a la que llevaré siempre en mi corazón junto a su Patrona. Desde nuestras Islas Canarias, seguiré trabajando con denuedo para bien de nuestro Ejército y de España.

Un afectuoso saludo y hasta siempre. 

Comentarios