Remitidos

El círculo vicioso del desempleo juvenil

Actualmente en Ceuta hay aproximadamente un total de 12.704 personas en situación de desempleo, lo que supone un 37,48% de la población residente en nuestra ciudad. Estas cifras afectan de modo particular a los jóvenes menores de 30 años que terminan su etapa estudiantil y no logran conseguir un puesto de trabajo, lo cual sume a las y los jóvenes en una desmotivación y desmoralización enorme.

Actualmente en Ceuta hay aproximadamente un total de 12.704 personas en situación de desempleo, lo que supone un 37,48% de la población residente en nuestra ciudad.

Estas cifras afectan de modo particular a los jóvenes menores de 30 años que terminan su etapa estudiantil y no logran conseguir un puesto de trabajo, lo cual sume a las y los jóvenes en una desmotivación y desmoralización enorme. La desesperación de todos los jóvenes aumenta cuando nos encontramos que, en la mayoría de las ofertas de trabajo, piden como requisitos unos altos niveles de experiencia para poder optar a dicho puesto de trabajo, con unas condiciones laborales cuestionables y  por un sueldo mínimo, el cual no aporta ningún tipo de experiencia.

Así pues, los jóvenes nos vemos ante una situación de incertidumbre que nos produce una sensación de que el desempleo juvenil se encuentra bloqueado y atrapado en una especie de "círculo vicioso". Esto es, primero: No encontrar trabajo. Segundo: No cumplir los requisitos. Tercero: Desmotivación. Y cuarto: Desconfianza en las políticas de empleo. Y vuelta a empezar.

En cuanto a los jóvenes que han superado  los 30 años, hay también un alto índice de paro, salvo que en un menor porcentaje dado que, parte de estos jóvenes, lograron encontrar un trabajo antes del apogeo de la  crisis económica. Hoy en día se sienten afortunados aunque muestran su preocupación porque saben que con la actual Ley Laboral aprobada por el Desgobierno del Partido Popular, su futuro es cada vez más incierto.

Los jóvenes necesitamos políticas de empleo que nos ayuden a salir de ese círculo vicioso que nos mantiene desmotivados y desmoralizados. Exigimos a los gestores de las políticas económicas más inversión en empleo joven enfocado a las nuevas tecnologías, el comercio y la hostelería en nuestra Ciudad.

Comentarios