Remitidos

Día Internacional de la Juventud

Un año más llega el 12 de agosto, Día Internacional de Juventud, y la población joven de nuestra ciudad mantiene los mismos problemas, e incluso se agravan. La situación de desempleo juvenil es desesperante y roza lo “penal” por la apatía política. Ser capital del paro juvenil en Europa parece no importar al PP, que presenta presupuesto tras presupuesto sin una partida que entre de lleno a plantear soluciones.

Un año más llega el 12 de agosto, Día Internacional de Juventud, y la población joven de nuestra ciudad mantiene los mismos problemas, e incluso se agravan. La situación de desempleo juvenil es desesperante y roza lo “penal” por la apatía política. Ser capital del paro juvenil en Europa parece no importar al PP, que presenta presupuesto tras presupuesto sin una partida que entre de lleno a plantear soluciones. Se escudan en los planes de empleo cuando se les pregunta por sus políticas sobre la materia, ocultando así su ineficaz actitud y falta de ideas, lo que condena a miles de jóvenes al exilio o a formar parte de un sector peligroso, de exclusión social.

Los “agraciados” con un empleo tampoco mejoran su situación. La precariedad, amenaza y extorsión es el pan de cada día para la juventud que está siendo machacada por la última reforma laboral. Trabajos precarios, de jornadas interminables aunque contractualmente de pocas horas, sueldos míseros y además presión por ser los mejores en sus puestos. Jóvenes CCOO contempla con desolación como el tejido laboral de nuestra ciudad camina hacia la precariedad absoluta. El único objetivo de cualquier joven, preparado con carreras universitarias y masters, es el Plan de Empleo, “porque con mi título ya me toca”. ¿Hacia dónde camina Ceuta? ¿Qué planes tiene Ceuta para el futuro? Me temo que sobrevivir con lo que hay hasta que un día, ni eso se pueda.

Hoy es el Día Internacional de la Juventud y no podemos salir a celebrarlo porque no hay nada que celebrar. La movilización sería un efecto de esperanza de cambio pero la apatía y la desesperanza se han apoderado del espíritu juvenil. Un largo trabajo nos queda por hacer a las entidades que estamos convencidas de que otro camino es posible, con paciencia, dedicación, pedagogía e ilusión. Hoy nuestro mensaje es de desánimo, pero sin duda el trabajo dará sus frutos. Pronto dejarán de descansar los pocos para que empiecen a vivir los muchos y nuestros jóvenes empiecen a obtener lo que se merecen. Hoy lanzamos un aviso, “ni nos domaron ni nos doblaron ni nos van a domesticar”, trabajaremos y uniremos a la sociedad para que el próximo 12 de agosto, celebremos el día en el que la juventud inició su verdadero camino. 

 

Comentarios