Remitidos

Remitido

Evitar la presencia de socialistas en el Gobierno local

De izquierda a derecha, los diputados de Vox Verdejo, Redondo y Ruiz, hoy en el pleno (C.A.)
photo_cameraDe izquierda a derecha, los diputados de Vox Verdejo, Redondo y Ruiz, hoy en el pleno (C.A.)

Vox considera que Vivas se equivocó al principio pactando con el PSOE por eso ahora se alegra del giro de los acontecimientos. 

Vox Ceuta considera especialmente graves los problemas a los que tiene que hacer frente la Ciudad como consecuencia del bloqueo económico al que parece pretende someternos el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, y es por ello que es nuestro objetivo centrar nuestros esfuerzos por trabajar en buscar soluciones que permitan dar alternativas a esta compleja situación.

Es por ello que desde VOX, no vamos a dedicar mucho más tiempo a contestar los insultos y descalificaciones de un PSOE local abonado ya directamente a la pataleta rabiosa de quien ha visto cómo se ha esfumado en tan solo unos meses el espejismo de que, como proyecto político, podía tener algún tipo de relevancia en Ceuta.

Afortunadamente los ceutíes rápidamente comprendieron que bajo ningún concepto Ceuta podía permitirse tener unos parlamentarios nacionales adscritos a un partido socialista que en ningún momento ha mostrado interés alguno por nuestra cohesión territorial, la defensa de nuestras fronteras, de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o de nuestra propia españolidad.

El folio en blanco del señor Simón y de ambos senadores, con todos los problemas que en este sentido ha sufrido Ceuta en estos seis meses, así lo atestigua.

De igual modo, el Gobierno del Partido Popular presidido por Juan Vivas, no sabemos muy bien si aventurada o inconscientemente, se echó en brazos de unos socios peligrosos y poco recomendables, en contra de la voluntad de la gran mayoría de los ceutíes que de una forma u otra habían manifestado mayoritariamente en las urnas que no deseaban un gobierno para Ceuta ni de izquierdas ni socialista.

Cabe recordar que los votos emitidos repartidos entre PP y VOX en el mes de abril, sumaban más de cuatro mil votos de diferencia con un PSOE que aprovechaba la ausencia de formaciones como Caballas y MDyC para arrebatarles a sus votantes con falsas promesas.

Ambas formaciones pagaron con creces el suicida apoyo que le ofrecieron durante esos comicios. Tras eso quedó más o menos claro que sólo la dinámica electoral y la división porcentual entre VOX y PP facilitó una victoria socialista coyuntural que se esfumó tan solo unos meses después. Algo que se pudo comprobar en mayo y más recientemente en noviembre donde nuestra formación y los populares desalojaron a los socialistas de sus escaños nacionales, prestándose con ello un gran servicio a Ceuta.

Vox Ceuta siempre ha tenido muy claro cuáles eran sus objetivos políticos y programáticos para Ceuta: Seguridad, desarrollo económico, empleo e infraestructuras, así como, la reafirmación de nuestra españolidad.

En ello hemos venido trabajando durante todos estos meses tanto a nivel local como ahora en el ámbito nacional. Pero si algo teníamos claro era que para que eso fuera posible era fundamental desalojar de cualquier responsabilidad de gobierno a los socialistas. Un PSOE sin ideas cuyo único objetivo era mediatizar a un Gobierno necesitado de apoyos y a un Juan Vivas, noqueado, tras la irrupción de VOX, quien sin conocer nuestro proyecto político, lo estigmatizó injustamente dejándose embaucar y guiar precisamente por aquellos que estaban interesados en que todo siguiera exactamente igual, que nada cambiará en Ceuta y que el descenso al precipicio fuera cada vez más acelerado.

Un PSOE cuyo único objetivo era el de obtener el mayor rédito político sobre el que asentar una red clientelar que dejara a Ceuta a su merced y a la de sus nefastas políticas. Afortunadamente y no sin esfuerzos desde VOX hemos conseguido reconducir la situación, haciendo ver al actual Gobierno el error cometido y la imperiosa necesidad de corregir su conducta y revertir esta situación, expulsando de los puestos cedidos tras su indecente pacto de junio a todos y cada uno de los socialistas nombrados, amortizando esos puestos y ahorrando con ello miles de euros a las arcas públicas y al contribuyente ceutí.

Es por tal motivo que desde VOX nos congratulamos por el cese de la Dirección General de Barriadas y esa cantidad absurda de controladores al servicio del PSOE, pero más aún por la eliminación de estos puestos del organigrama de gobierno que ahorrarán miles de euros al contribuyente.

Sin duda y como ya hemos manifestado, seguiremos en nuestra labor de evitar la presencia de socialistas en el organigrama gubernativo local, apoyando todas aquellas medidas y actuaciones que permitan la salida de cualquier área de Gobierno, institución, entidad u organismo local donde el actual Gobierno del PP haya colocado a un miembro del PSOE.

Seguiremos vigilantes. Y desde luego si en VOX algo tenemos meridianamente claro es que si hay un partido político en España que por contar con tan profunda historia criminal y corrupta, carece de la capacidad, de la competencia y de las más mínima dignidad para dar lecciones a VOX sobre limpieza y transparencia democrática, ese es sin lugar a dudas el Partido Socialista Obrero Español.

Comentarios