Remitidos

Frenemos el desgaste sanitario

061

Tras los últimos sucesos, desde el Sindicato Médico de Ceuta volvemos a mostrar nuestro apoyo incondicional al equipo del 061 y a todos los profesionales sanitarios que son víctimas a diario de agresiones en sus puestos de trabajo. Esta sociedad parece que ha normalizado el atacar a los sanitarios de forma sistemática y hoy nos plantamos nuevamente para decir que no estamos dispuestos a soportar más violencia en nuestro entorno laboral.

Aunque parezca ilógico tener que remarcar lo siguiente, lo hacemos porque tristemente sigue olvidándose, la violencia es injustificable. Estamos hartos de lidiar con personas que consideran válido el atacar verbal o físicamente a sus sanitarios para coaccionarles. Es inadmisible que los trabajadores de la salud corran un riesgo tan elevado únicamente por ejercer su labor, que irónicamente es la de socorrer y atender a los que en muchas ocasiones se convierten en sus agresores.

Los sanitarios son maltratados no solo por las agresiones de algunos pacientes, también por el olvido de la Administración, que sigue sin escuchar las súplicas de sus trabajadores. Esta sexta ola está llevando a los sanitarios a un síndrome de desgaste crónico, con cada vez más bajas en las filas que sobrecargan un sistema ya colapsado. Seguimos sin aprender a cuidar a nuestros sanitarios, a pesar de ser plenamente conscientes de que son la piedra angular del sistema de salud.

Desde hace años, demandamos soluciones por la falta de profesionales en nuestra ciudad y pedimos mejoras para los trabajadores que continúan aguantando aun con condiciones tan desfavorables. Exigimos que Ceuta sea reconocida como lo que es, una ‘zona de difícil cobertura médica’, y que se amplíe la plantilla para poder abarcar la calidad asistencial que la población demanda y merece. La respuesta del Ingesa en Madrid siempre es la misma: silencio.

Solicitamos a la Administración que ponga a disposición de los sanitarios las herramientas necesarias para poder frenar la violencia en sus centros de forma efectiva y que ante cualquier agresión actúe con firmeza. Pero, también, le volvemos a pedir que ofrezca soluciones inmediatas a los problemas de personal y recursos que gestionan desde su propia institución. Reforcemos la sanidad de Ceuta antes de que este escenario desemboque en un desastre ya anunciado.

A la ciudadanía le pedimos solidaridad, que cada persona que sea testigo de agresiones contra trabajadores se posicione con la víctima y no con el agresor, prestando un apoyo al que más lo necesita cuando se encuentra en riesgo. Es una responsabilidad de todos el cuidar y proteger a nuestros sanitarios y convertir su espacio de trabajo en una zona libre de violencia. 

Acabamos este comunicado dirigiéndonos a los compañeros de profesión. Os invitamos a que ante cualquier agresión deis un paso al frente y frenemos juntos esta lacra que está poniendo en riesgo a todo el sistema sanitario. Os aseguramos que desde el Sindicato Médico os apoyaremos con todos los medios de los que disponemos.

Comentarios