Remitidos

La odisea de coger un taxi en Ceuta

taxi con pasajeros, parada plaza de Los Reyes

Subirte a un taxi en Ceuta es toda una aventura es como entrar en la casa del terror en la feria, no sabes que te vas a encontrar, lo primero que te sorprende es que  la puerta cruje y crees que se va romper y caerse a tus pies ahí empieza  el miedo, (telarañas, suciedad, olor a encerrado, a sudor, a tabaco,) puede con suerte incluso que te salga la niña del exorcista o un elefante,  incluso momentos en cuales piensas si vas a tener que sacar los pies como la peli de los pica piedras y en cuanto te subes agárrate como puedas sin tocar nada porque llegas en un pis pas van a todo gas.

Y si hablamos de educación y profesionalidad son un ejemplo, no te dan los buenos días ni adiós, solo un “donde vas” y por supuesto no se le olvide a usted nada en el taxi porque lo que entra en un taxi en el taxi se queda (paraguas, bolso,  llave, móvil) en un espacio tan reducido no lo encuentran.

A su favor diré  que solo unos pocos por desgracia te subes y dices “oh que limpio”, cosa que debería ser lo normal se convierte en lo anormal.

Los ciudadanos que tanto se quejan solo quieren un Servicio Público de calidad con taxis limpios y personas educadas, a quien corresponda que inspeccionen los vehículos y sanciones porque cada vez se parece más a coger un taxi en Castillejo.

 Quien quiera vivir  una gran aventura que venga a Ceuta y coja un taxi.

Comentarios