Remitidos

El PSOE de Ceuta se prepara para elegir al sucesor de Manuel Hernández

Un quiero y no puedo en tiempo de congresos

sede psoe daoiz
photo_camera Sede del PSOE de Ceuta en calle Daoíz (C.A.)

Este lunes se abre el plazo de presentación de candidaturas a las primarias del PSOE de Ceuta para la elección del nuevo secretario general del partido. 

Desde que Juan Gutiérrez anunció su candidatura para hacer el relevo a Manuel Hernández en la Secretaría General del PSOE de Ceuta, ya comenzó a urdirse un plan para intentar desmerecer al candidato.

El cabeza de turco, a quien parece que le encanta serlo, y con el que se pretende desestabilizar al partido en uno de sus momentos más celebrados, es un conocido ventajista que no puede presumir de la O de Obrero de sus siglas ni de ser un buen socialista, sino más de bien de aprovecharse de los favores que le van cayendo del cielo y que ahora no viene al caso contar. 

El personaje se apunta a un bombardeo y no se le conoce gestión para bien del PSOE local. Sin embargo, siendo su condición de mediocre, se ha atrevido durante las últimas semanas a pisotear el trabajo de Juan Gutiérrez, al que supuestamente debería tratar como un compañero, independientemente de lo que haga con su voto. 

Como si de un vocero de tres al cuarto se tratara, este inquilino servicial, osado e incapaz de brillar en cargos públicos, ha demostrado su falta de compañerismo al menospreciar por lo bajini la continua y destacada labor de Gutiérrez como secretario de barriadas del partido y diputado de la Asamblea. 

Los buenos políticos claro que están en la calle, pero no son callejeros. Los malos políticos son los del sí al jefe o jefa a todas horas porque de él o ella han recibido un premio inmerecido a costa de enterrar a otros. 

Resulta, y no es casual, que Juan Gutiérrez ya ha demostrado su tirón político en poco tiempo. Los celos, el resentimiento, el rencor no son especialmente virtudes del ser humano y del ego ya ni hablamos. ¿De verdad que no conoce a algún compi cuyo currículo está en blanco?

Hacer el ridículo es gratis, pero hágalo con humildad y sepa que es un quiero y no puedo en tiempo de congresos. Juegue limpio con los suyos y no ofenda a una persona que tiene infinitas cualidades de las que usted carece. Servir al PSOE no es sumisión al amo y ya le digo que con ese asunto tiene ya usted un serio problema. 

 

Comentarios