Remitidos

Respuesta a la Delegación del Gobierno (II)

El pasado 16 de junio, tras la exitosa concentración frente a Delegación de Gobierno y en las puertas de la Agencia Tributaria, Delegación de Gobierno se apresuró a emitir una nota de prensa con el fin de desinformar y empañar el triunfo de los manifestantes contra las cuantiosas irregularidades de la Agencia Tributaria de Ceuta. Desde AxH informamos de las falsedades de esta nota de prensa.

2.- Invenciones de Delegación de Gobierno Afectados por Hacienda ha participado en una concentración exigiendo que se cumpla la Ley de IRPF. A través de pancartas, pegatinas y folletos informativos, nosotros siempre hablamos de la Ley. En contraposición, nos encontramos con reacciones que tratan por todos los medios esquivar la aplicación de Ley, dando excusas de aparente razonabilidad totalmente inventadas.

A) Residencia efectiva. Es una constante en las declaraciones de los partidarios de los prevaricadores poner apellidos a la residencia. La residencia se tiene o no se tiene. No existe una residencia inefectiva. El énfasis en poner apelativos a la residencia (permanente, continuada, efectiva, real…) indican que al contribuyente no se le juzga por tener o no tener su residencia en un determinado lugar, sino que se le juzga por los apelativos inventados que se ponen al concepto de residencia. No es cuestionada la residencia de ningún contribuyente en los más de 600 expedientes tributarios de los que tenemos conocimiento. En cambio, sí se cuestiona los apellidos que se inventan la Agencia Tributaria o Delegación de Gobierno. Estos atributos no están en la norma. De nuevo, se rescribe la Ley para buscar una condena injusta de personas que están cumpliendo con sus deberes tributarios.

B) Impedir los lazos afectivos fuera de Ceuta. Otra constante en las declaraciones de Delegación es la convertir en un delito tener la familia fuera de Ceuta. Esta es otra de las intromisiones aberrantes a las que se enfrenta el contribuyente cuando recibe una notificación de la Agencia Tributaria. Llega a tal extremo la extralimitación de la intromisión que se permite la desfachatez de decir dónde tiene que vivir la familia. No son pocos los expedientes en los que no se juzga la actuación del contribuyente, sino que se recrimina al contribuyente que parte de su familia esté fuera de Ceuta para negar la deducción a la que se tiene derecho. Y todo esto basado en la pura invención. Si un hijo o cónyuge está empadronado en otro lugar, el contribuyente ya no es residente, esta es la lógica que se aplica a diario a los pobres contribuyentes. No se tiene en cuenta el empadronamiento o lugar en que vive el contribuyente, sino el de alguno de los miembros de su familia (aunque el hijo esté estudiando fuera o haya una separación de hecho). Que algún miembro de la familia resida fuera de Ceuta no es un delito. De hecho se imponen multas y liquidaciones a los contribuyentes muy superiores a las que se establecen en causas penales por delitos graves, pero sin las garantías procesales de un juicio penal y sin que te juzgue alguien imparcial.

C) Favorecer el consumo y la economía local. Tampoco se indica tal disparate en la Ley de IRPF. Afirmar que el objetivo de la Ley es favorecer el consumo y la economía local es otra de las grandes mentiras repetidas sin cesar en los medios de comunicación. El IRPF es un impuesto sobre las rentas obtenidas por los ciudadanos. Sólo se contemplan los ingresos y gastos que posee el contribuyente para determinar su base imponible. Afirmar que el IRPF tiene como objetivo favorecer una economía local es un despropósito de gran envergadura que atenta, además, contra el libre mercado. Nada tiene que ver el IRPF con si en una localidad hay o no consumo. Lo que se esconde tras esta invención es un deseo de culpar a terceros por la nefasta gestión de la economía local. Los gestores o gobernantes locales son los responsables de que haya o no consumo local, y no el contribuyente que paga sus impuestos.

D) Desarrollo económico y social de Ceuta. Si disparatado es culpar a quienes pagan sus impuestos de la pésima gestión administrativa local, más lo es culpar al ciudadano de la falta de desarrollo económico y social de Ceuta. Esta aseveración sólo puede mantenerse desde el despotismo y desde la confianza en la estupidez ajena. No conoce conceptos como el turismo o la libertad. Uno gasta y viaja donde le venga en gana, no donde el totalitarista de turno quiera imponerle. La causa de los males sociales es de quienes trabajan en Ceuta, de sus funcionarios, de su policía, de su guardia civil, de sus médicos, de todos menos de Delegación de Gobierno y sus afines. Ya está bien. Dejen de inventar y apliquen la Ley.

E) Confusión del Plus de residencia con la deducción por residencia. Otro disparate más de la Delegación es la de confundir Plus de residencia con la deducción por residencia en el IRPF. Están reguladas en leyes distintas. No tienen nada que ver una con la otra. Menos mal que esta vez D. Juan Bravo ha salido en los medios desdiciendo esta barbaridad jurídica en contra de la confusión continuada de la Delegación que emitió el comunicado. En realidad, esta invención no es más que una amenaza encubierta para tratar de acallar a la razón. Se quiere extender el rumor falso de que si siguen las protestas pueden llegar a quitar el plus de residencia, que dicho sea de paso, nada tiene que ver con la residencia y sí con el hecho de estar destinado en un lugar determinado.

3- Insultos Delegación de Gobierno, que se ha caracterizado todos estos años por su falta de sensibilidad para quienes están siendo arruinados sin motivo alguno y sin aplicarse la Ley, de repente se vuelve muy sensible ante una manifestación de indignados que piden el cumplimiento de la Ley. Insulto es decir cosas que son falsas. Insulto es llamar defraudador a quien no lo es. Insulto es saquear sin respaldo de la Ley. Insulto es tratar a los funcionarios y trabajadores como delincuentes. Insulto es culpar de la falta de desarrollo local a quien no tiene entre sus funciones velar por tal desarrollo. Insulto es demonizar a quienes trabajan en Ceuta. Insulto es culpar del desastre económico de Ceuta a quienes todos los días trabajan en esta ciudad. Lo verdaderamente insultante es que la Delegación de Gobierno siga poniéndose de parte del corrompido por un plus de productividad frente al resto del pueblo. Que en una manifestación se escuchen pitidos, protestas y hasta descalificaciones está tan encuadrado en el marco de la libertad de expresión como pueda estarlo si el escenario fuera cualquier partido de fútbol o la recepción de un delincuente a las puertas del juzgado. Tan sólo cabe reseñar la diferencia de que los manifestantes son particulares que ejercen su derecho de manifestación, protesta y expresión en condición de ciudadano particular mientras que los insultos que despachan desde la Delegación del Gobierno, al llamarnos defraudadores, se emiten en condición de ente público y por escrito.

4- Ocultación. La nota de prensa de Delegación del Gobierno oculta hechos de los que no quiere que se hable:

A) Los funcionarios que instruyen y juzgan los expedientes tributarios cobran un plus por condenar a contribuyentes. Y aún estamos esperando que lo desmientan.

B) Ha habido una concentración en favor del principio de legalidad y la Delegación de Gobierno no la apoya y ataca a los manifestantes con desmerecimiento e invenciones. Pedimos que se cumpla la Ley.

C) Desde la Delegación de la Agencia Tributaria en Ceuta se está generando pobreza en el pueblo para que unos pocos tengan unas retribuciones más altas mientras las arcas del Estado y de la Ciudad se llenan con el sufrimiento ajeno.

D) Se trata de dividir a la sociedad de Ceuta en dos bandos. Y es cierto, hay dos bandos: comisionados contra justos.

E) Se señala a los afectados como chivo expiatorio de todos los males, mientras se oculta a la opinión pública dónde terminan los millones de euros que expolian a los ciudadanos desde la Agencia Tributaria por el tema de la residencia.

F) Ataques a colectivos concretos que se va expandiendo, por años, al resto de la población. Primero fueron los policías y los funcionarios de prisiones. Luego los guardias civiles y personal sanitario. Luego han sido jubilados y militares. Ahora el ataque es generalizado, después de secar los anteriores “caladeros” (como nos llaman en la propia Agencia Tributaria).

5- Agencia Tributaria dependiente. Queremos agradecer a la formación Política de Ciudadanos que quiera investigar el plan de actuaciones de la Agencia Tributaria desde el 2.013 (año en el que comienzan las persecuciones contra determinados colectivos), esperando que otras formaciones se unan a erradicar esta lacra de injusticia social. Somos muchas las personas que estamos convencidos de la incorrecta actuación de la Agencia Tributaria en el tema de la residencia a efectos de IRPF. Afectados por Hacienda es una asociación nacida del dolor y de la injusticia reiterada a lo largo de varios años. El hecho de que existamos ya debería poner en sobreaviso de que algo grave está ocurriendo. Que no se investigue nada, que no se den soluciones, que no se exijan responsabilidades a los causantes de esta atrocidad es un signo de alarma social. No sabemos el grado de dependencia de la Agencia Tributaria con el partido en el poder, pero lo que podemos afirmar con rotundidad es que, de esa oscura alianza, salen beneficiados unos funcionarios y las arcas estatales y autonómicas en detrimento del resto de la sociedad a la que dicen servir.

6- Agradecimientos. No queremos finalizar nuestro comunicado sin expresar nuestro agradecimiento, en primer lugar, a los 219 manifestantes que se personaron en el encuentro para contribuir a la defensa de esta esta causa justa, a los numerosos viandantes que se acercaron a interesarse por nuestra situación y a darnos su apoyo y, por su puesto, a usted, Doña Gloria, abuela de afectada que acudió, a sus 81 años, a cubrir el hueco de su nieta quien no pudo acudir a la manifestación por cumplir con sus obligaciones laborales. Es curioso cómo el miembro más frágil del evento fue, a su vez, el más fuerte (…y el más cariñoso: creemos que se dejó usted a muy pocos sin besar y abrazar). En tercer lugar, agradecemos a los medios de comunicación, como éste, que han dado una impecable cobertura informativa de nuestra actividad. Medios que están demostrando cada día una valentía que debería ser ejercida por los poderes públicos. Ante una situación tan injusta en la que se cierran todas las puertas, la nuestra está abierta para quien nos necesite: [email protected]

Comentarios