Sanidad

“Estuve al borde de la muerte. Los sanitarios, con su esfuerzo, me ayudaron a salir adelante”

Tres pacientes, que han estado más de un mes ingresados en la UCI por covid, se encuentran rehabilitándose de las secuelas de este virus. 

El Servicio de Rehabilitación de Atención Especializada, además de tratar la rehabilitación habitual de los pacientes de diferentes patologías, también viene trabajando desde el inicio de la pandemia en un protocolo individualizado para pacientes que han sido afectados por el COVID-19 y están en el proceso de recuperación. Este proceso de Fisioterapia se está realizando en el Área de Rehabilitación del Hospital Universitario de Ceuta.

La fisioterapia es fundamental en la recuperación de las personas que han padecido COVID-19 severo. Estos pacientes necesitan de rehabilitación y fisioterapia para recuperarse de las secuelas respiratorias y motoras que provoca la enfermedad, así como la prolongada inmovilización y reposo en la cama.

La facultativo especialista en Medicina Física y Rehabilitación Auxi Casas, es la responsable de dirigir esta labor rehabilitadora en pacientes COVID, acompañada por un gran equipo sanitario quienes están ayudando a día de hoy a los pacientes a conseguir la máxima capacidad funcional y que puedan volver a casa pronto.

Tres pacientes, rehabilitándose de las secuelas del covid

En estos momentos hay tres pacientes que se encuentran rehabilitándose de las secuelas que ha dejado el COVID en su cuerpo. Cada uno de ellos ha estado ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos durante un tiempo prolongado y los tres coinciden en que el virus “no es ningún juego” y que “gracias a la labor y el esfuerzo de todos los profesionales sanitarios hoy siguen luchando y recuperándose”.

Uno de los pacientes que está en el centro a día de hoy, Francisco, ingresó el día 22 de septiembre en la UCI y ha estado 64 días ingresado. “Es una rehabilitación lenta. Antes no podía mover las manos, pero la experiencia, en la manera de cuidarme, es positiva. En la enfermedad no lo es, asegura uno de los pacientes que a día de hoy lleva más de 85 días ingresado en el HUCE.

Francisco ha tenido también palabras para aquellos que no creen en el virus, y para aquellos que cuestionan a los sanitarios asegurando  que “la COVID existe porque he visto gente morir a mi lado, y decir que en el HUCE no se atiende de manera adecuada es un bulo. Aquí te atienden perfectamente”.

Otra de las pacientes, relata que estuvo “al borde de la muerte, estando 42 días ingresada en la UCI, pero gracias a los médicos que me apoyaron y me ayudaron pude salir adelante. Que digan que no hacen nada por nosotros no es cierto. Realizan todo su apoyo para sacarnos adelante”.  Ahora, tras semanas rehabilitándose, cuenta sus días para marcharse a casa y recuerda a los jóvenes que “tengan cuidado que el virus no es una mentira. El que no lo está viviendo dirá que es mentira, pero nosotros no lo estamos pasando bien”.

Por último, Sanah Mohamed, de 37 años, es otra de las pacientes que ha estado más de 45 días ingresadas en la UCI y apunta a aquellas personas que creen que todo lo relacionado con el virus es una mentira: “Los que están en la calle tienen que ser responsables, los jóvenes tienen que tener cuidado, porque tras más de dos meses en el hospital todavía seguimos sufriendo las consecuencias de la COVID”.

Estos tres pacientes, como muchos otros, tienen mucho camino por recorrer para superar las secuelas que ha dejado el virus, pero con la fuerza de ellos y las ganas de superarse conseguirán estar pronto en casa.

Comentarios