Sanidad

Los sindicatos de facultativos cifran la deuda con la sanidad de las dos ciudades autónomas en más de 1.000 millones

Los médicos afean la “renuncia” de la ciudadanía a exigir mejor sanidad y anticipan una acción legal contra el Gobierno

Concentración de médicos interinos (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraConcentración de médicos interinos (C.A./ARCHIVO)

“Con envidia observamos cómo en otras regiones de España los ciudadanos se manifiestan públicamente exigiendo mejoras”, lamentan los sindicatos médicos de Ceuta y Melilla en una nota conjunta.

Los sindicatos médicos de Ceuta y Melilla (SMC y SMM) han reprochado a los ceutíes y melillenses su renuncia a plantear a la Administración central la garantía de una sanidad digna en las dos ciudades autónomas. Esta crítica parece incorporado al comunicado conjunto que ambas organizaciones han suscrito tras una reciente reunión mantenida por sus directivas en Melilla.  “Con envidia observamos cómo en otras regiones de España, que gozan de una sanidad mucho mejor financiada y organizada, los ciudadanos se manifiestan públicamente exigiendo mejoras”, lamentan los médicos en su nota.

Paralelamente, las organizaciones sindicales han anunciado que exigirán responsabilidades legales al Gobierno, al que acusa de una “indolencia” que, a su juicio, supone riesgos para los pacientes e inseguridad jurídica para los trabajadores, especialmente para los médicos, “obligados a trabajar en condiciones tercermundistas”.

Las censuras de los dos sindicatos se extienden también a los grupos representados en las asambleas autonómicas de ambas ciudades, a los que acusa de no ejercer ninguna “presión política” sobre el Gobierno central “para intentar mejorar los recursos humanos, estructurales y funcionales de nuestras áreas sanitarias, independientemente de que la competencia no esté transferida”.

 

Una deuda de 1.000 millones

SMC y SMM han acordado emprender acciones que permitan dar a conocer en el resto de España y el extranjero lo que califican como “grave situación asistencial de ambas ciudades”. Para ello, crearán una comisión bilateral formada por médicos ceutíes y melillenses para fomentar la interlocución con agentes sociales y políticos nacionales y foráneos.

Los sindicatos médicos reclaman al Gobierno español que salde la deuda histórica que mantiene con la sanidad en ambas ciudades y que, según sus estimaciones, supera los 1.000 millones de euros.

Junto a ello, los médicos piden la fijeza de todo el personal sanitario interino y eventual y un incremento de las plantillas en todas las categorías.

Comentarios