Sanidad

Con una concentración a las puertas del Hospital y un paro en los centros de salud

Los profesionales sanitarios condenan las agresiones sufridas por cuatro compañeros

Algo más de un centenar de profesionales sanitarios se han concentrado esta mañana a las puertas del Hospital Universitario de Ceuta en protesta por la agresión sufrida el miércoles por cuatro sanitarios del 061 cuando atendían una emergencia domiciliaria.

Simultáneamente en los centros de salud de la ciudad se llevaba a cabo un paro de 10 minutos también en protesta por las agresiones sufridas por estos profesionales, un médico, una enfermera, un técnico y el conductor de la ambulancia.

El director territorial del Ingesa, Jesús Lopera, fue el encargado de leer el manifiesto con el que se ha mostrado la más enérgica repulsa y condena ante los graves hechos

Ante estas agresiones, desde el Ingesa tendremos tolerancia cero, ya que nada justifica una agresión al personal sanitario, que hace su trabajo día a día por y para los pacientes y que cumplen con su servicio al 1.000 por 100.

Lopera ha destacado que la sanidad es uno de los pilares básicos de la sociedad “y, con acciones como éstas, empobrecemos este principio básico”.

La confianza es uno de los elementos fundamentales en la relación paciente-profesional sanitario, ha dicho el director territorial, que ha agregado que por ello, la violencia hacia nuestros profesionales atenta gravemente contra la vida del profesional agredido y atenta también contra la sanidad de Ceuta. Es por eso que este acto debe ser condenado, no solo por organizaciones sindicales, colegios profesionales e INGESA, sino por toda la ciudadanía.

También ha aprovechado la ocasión para animar a las y los profesionales sanitarios a comunicar cualquier tipo de agresión sufrida en su trabajo, sea física o verbal, y recordar que lo que no se denuncia no existe.

Lopera ha recordado que “disponemos de protocolos para que la persona que ponga en conocimiento una agresión reciba el asesoramiento necesario para emprender acciones legales, siempre manteniendo el anonimato”.

Desde el Ingesa, queremos transmitir que vamos a seguir luchando juntos contra esta lacra con el fin de promover una conciencia social positiva hacia los servicios sanitarios como bien público, ya que la labor de los profesionales sanitarios es única. Debemos hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios en un ambiente de cordialidad, confianza y respeto para mejorar las relaciones entre ciudadanos y profesionales sanitarios.

Ingesa

El director territorial del Ingesa, Jesús Lopera, ha recordado, tras las agresiones sufridas por los integrantes del equipo del 061 cuando acudieron a un domicilio para atender una emergencia este miércoles, que existe un protocolo frente a las agresiones desde el año 2018, “y estamos avanzando en este sistema”.

Ha agregado que las medidas que “veamos pudieran ser necesarias a efecto de mejorar la situación se pondrán en marcha”. La sociedad, ha precisado, se tiene que concienciar al respecto de que personal que está trabajando sufra situaciones de este tipo. “Por desgracia es imposible tomar una medida que sea 100 por ciento eficaz”. “Nuestro objetivo son agresiones cero, aún a sabiendas que eso es imposible”.

Los profesionales sanitarios “somos un bien necesario que estamos para trabajar por la salud de los ciudadanos, y es inconcebible que alguien reciba una agresión de este tipo”, ha dicho.

En las salidas que pueden ser comprometidas, “normalmente se avisa a la policía y se acompaña a las unidades, aunque el de ayer, por el miércoles, era un aviso normal”, ha dicho.

El Ingesa se persona desde el primer momento, ha explicado Lopera, y dentro del protocolo tenemos la “asesoría jurídica y además damos al personal asistencia psicológica, médica y todas aquellas necesidades que puedan tener estas personas.

Lopera

 

Sindicato y Colegio de Médicos

Enrique Roviralta, presidente de Colegio de Médicos de Ceuta, entiende que las medidas de seguridad no son suficientes, puesto que se dan agresiones, y, además, van en aumento, que es lo que más nos preocupa”.

El presidente ha agregado que “necesitamos medidas muy complejas, lo entendemos”. “Hay que reforzar el principio de autoridad del médico”. También se necesitan medidas judiciales y entiende que quizá “los juicios rápidos no son la mejor solución, porque no sabemos si una secuela pueda durar en tiempo”.

También hay que tomar medidas desde la administración sanitaria. Medidas de protección, botones anti pánico, detectores de metales, refuerzos en seguridad, son muchas, dice Roviralta, que agrega que “algo estamos haciendo mal, porque el problema de las agresiones, no solo en Ceuta sino en toda España va en aumento”.

Eniruqe-Roviralta

 

Satse

Por su parte, Elisabeth Muñoz, secretaria autonómica de SATSE, ha trasladado sus ánimos a los agredidos y le ha recordado al Ingesa que en la última reunión que se mantuvo con responsables del organismo le “trasladamos que la mayoría de las agresiones físicas se producen en el ámbito domiciliario, como ha sido este caso”.

La representante del sindicato de enfermería ha incidido que en el caso del 061 siempre acuden tres personas, mientras que a los domicilios que atiende enfermería en el SUAP o en centros de salud, “solamente acude una enfermera, que en un caso así se ve totalmente desbordada e imposibilitada a la hora de pedir auxilio”.

El sindicato ya trasladó al Ingesa que era necesario tomar medidas “y que en ningún caso una persona sola debería acudir a los domicilios para hacer cualquier tipo de intervención de enfermería, médica o cualquier tipo de intervención sanitaria”. “Al menos deben ir dos personas”, ha apostillado.

Ha hecho especial hincapié en que los profesionales denuncien, que no dejen en silencio las agresiones verbales, “ya que muchas veces las agresiones físicas no son más que una consecuencia de haber ido permitiendo durante mucho tiempo las agresiones verbales”.

Elsiabet-Satse

 

UGT

Antonio Ponce, responsable de UGT en Sanidad, ha explicado que todos los sindicatos “llevamos mucho tiempo solicitando mayores medidas de protección para el personal sanitario, y fundamentalmente en los servicios más críticos como pueden ser los servicios de urgencias”.

Ha recordado que existe un protocolo, en el que existen muchas novedades, “aunque siempre hemos pensado que no son medidas efectivas”, ha dicho Ponce, que ha agregado que Ceuta es una ciudad que tiene muchos puntos muy complejos y “siempre hemos considerado que hay una insuficiencia tanto en medios humanos como en medios físicos, como pueden ser detectores de metales o botones anti pánico”.

Las agresiones no son nuevas al personal del 061, ya que en otras ocasiones, ha explicado Ponce, han tenido problemas con algunas asistencias que han realizado, “aunque lo de ayer fue un poco dramático”. A estas situaciones hay que ponerle límites, entiende que “tenemos que buscar las fórmulas de solucionar estos episodios”.

Para ello, UGT va solicitar al Ingesa consensuar algún tipo de acompañamiento “y a la vez que se active el servicio de emergencia también se haga lo mismo en la Policía Nacional y Local” y acudan a la vez al lugar en el que se registra la emergencia. Esa sería una opción, ha dicho.

La segunda opción es que al igual que se tiene un servicio de seguridad en los centros sanitarios, contratar uno adicional que “dé protección para aquellos servicios que tengan que actuar en áreas conflictivas de la ciudad”. “Estadísticamente se conocen las zonas que son más conflictivas”, ha puntualizado.

antonio-ponce-ugt

 

Comisiones Obreras

Comisiones Obreras, por su parte y a través de un comunicado, ha manifestado el sindicato ha alertado reiteradamente contra el riesgo de agresiones que sufren los trabajadores de la sanidad. También a través de la junta de personal se han reclamado medidas que disminuyan lo máximo posible el riesgo de sufrir estas situaciones. Ha valorado la convocatoria de movilización por parte del Ingesa, pero precisa que como autoridades responsables, la repulsa debe ir acompañada del impulso a todas las acciones necesarias para su prevención.

Un completo sistema de videovigilancia y de dispositivos de alarma interna lo más generalizado posible. Coordinar con los cuerpos de Seguridad para que todos los centros sanitarios sean considerados dispositivos de especial vigilancia con la presencia lo más permanente posible, son algunas de las medidas que solicita, así como un mayor número de vigilantes de seguridad, dotados de medios para hacer frente a personas armadas.

Para el sindicato, hay un factor que “nos parece especialmente crítico a la hora de abordar esta lacra”.

Así manifiesta en la nota de prensa que Ceuta se mantiene con el peor ratio de profesionales de todo el Sistema Nacional de Salud en casi todas las categorías.  “Contamos con el menor número (por población) de médicos de familia, pediatras, especialistas, enfermeras...La población debe ser consciente de que en la enorme mayoría de las ocasiones el retraso en la atención, la poca duración de las consultas, la falta de medios son causas ajenas a los trabajadores que son los primeros que intentan paliar con su sobreesfuerzo la falta de personal y medios”

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad