Sanidad

del tsj del país vasco

Una sentencia confirma que los enfermeros no podrán vacunar sin una prescripción médica previa e individualizada

Rueda de prensa Prescripción satse
photo_camera Imagen de archivo del sindicato SATSE / CEDIDA

SATSE ha solicitado al gerente del Ingesa que traslade a los directores médicos que den las instrucciones oportunas para que médicos de familia y pediatras prescriban individualmente cada vacuna mientras no se modifique el Real Decreto

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha suspendido la instrucción del Servicio Vasco de Salud que obligaba a los enfermeros vascos a vacunar a la población sin necesidad de exigir previamente una prescripción médica individualizada. La sentencia confirma que el Real Decreto 954/2015 que regula la prescripción enfermera de indicación, uso y autorización de medicamentos por parte de los enfermeros establece que cualquier actuación enfermera relacionada con un medicamento sujeto a prescripción debe ir siempre acompañada de una prescripción médica individualizada. Esto incluye las vacunas que son medicamentos clasificados por la Agencia Española del Medicamento como “de prescripción médica”. La sentencia considera que, la instrucción suspendida, intenta crear artificiosamente “una nueva acepción del verbo prescribir” al dar por hecho que al introducir administrativamente la vacuna en un calendario ya cabría hablar de prescripción.

En este sentido, el sindicato SATSE ha trasladado al gerente del Área Sanitaria del Ingesa, Justo Ostalé, tanto la carta remitida a la ministra, Dolors Montserrat, por parte del Consejo General de Enfermería como la enviada a la consejera de Sanidad, Adela Nieto, explicando las consecuencias de esta sentencia que avala la posición mantenida durante este tiempo por este sindicato y el Consejo.

SATSE ha solicitado al gerente del Ingesa que traslade a los directores médicos que den las instrucciones oportunas para que médicos de familia y pediatras prescriban individualmente cada vacuna mientras no se modifique el Real Decreto. Según el sindicato, los enfermeros han recibido el respaldo del Ingesa durante la pasada campaña de vacunación de la gripe, de modo que estas vacunas fueron previamente prescritas de forma individualizada por el médico de familia, como él mismo director territorial, Fernando Pérez-Padilla, anunció en su comparecencia ante los medios de comunicación junto a la consejera del ramo. “Sin embargo, esta misma instrucción no se ha hecho extensible al resto del calendario vacunal, sobre todo, a los pacientes de pediatría, con lo cual, los profesionales que inmunizan a los niños en Ceuta están en riesgo de vulnerar el Real Decreto de prescripción”. Un incumplimiento constitutivo de delito que “los superiores del Ingesa no evitan porque han dado a los profesionales la orden verbal de que tienen que realizar el acto vacunal pese a carecer de prescripción escrita por parte del médico de familia”.

Comentarios