Seguridad

el grupo está formado por parados procedentes de los planes de empleo

CCOO cree que la figura del vigilante urbano carece de soporte legal y es un "disparate"

policia local colegio
photo_camera Dos agentes de la Policía Local controlan el acceso a un colegio (C.A.)

El sindicato reclama al Gobierno local que no los saque a las calles y advierte del riesgo que supone atribuir funciones de seguridad pública a ciudadanos que no están capacitados. Los miembros del grupo de vigilantes son parados procedentes de los planes de empleo.

CCOO ha criticado la creación de la figura de vigilantes urbanos, un grupo de auxiliares de la Policía Local procedentes de las filas de los Planes de Empleo. El sindicato ha reclamado al Gobierno local la retirada “inmediata” de los 70 desempleados que prestarán el nuevo servicio en las calles de la ciudad.

“Carece de amparo legal y supone un disparate desde todos los puntos de vista posibles”, sentencia el sindicato en un comunicado. CCOO sostiene que las competencias sobre la vigilancia y la formulación de denuncias por la comisión de infracciones en la vía pública está perfectamente ordenada en la ley y que, en ningún caso, tales tareas pueden atribuirse a un grupo de parados procedentes de un programa de inserción laboral como el de los Planes de Empleo.

CCOO advierte del riesgo que supone colocar a estas personas en el trance de denunciar conductas delictivas. “Es una irresponsabilidad que puede estar poniendo en riesgo su propia integridad física”, subraya. El sindicato insiste en que la seguridad pública está garantizada por funcionarios especializados y profesionales.

Según explicó la pasada semana el consejero de Gobernación, los vigilantes urbanos tendrían como función la de alertar a la Policía Local de la comisión de actos vandálicos o vulneraciones de las ordenanzas municipales y, en su caso, reprender a los infractores.