Seguridad

detenidos cinco terroristas en francia con información de una operación en la que fue arrestada una ceutí

Kibera: una pista que conduce de Ceuta a París

Agentes de la Policía Nacional durante una operación antiyihadista en Ceuta (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraAgentes de la Policía Nacional durante una operación antiyihadista en Ceuta (C.A./ARCHIVO)

La policía francesa ha detenido en París y Tououse a cinco terroristas vinculados a una red dedicada a enviar remesas de dinero a Siria para financiar a Daesh. La intervención ha sido posible gracias a la información obtenida en 2014 durante la denominada "Operación Kibera", que permitió la detención de una ceutí en El Príncipe. 

Chimaa Borkhress, una joven ceutí de 25 años acusada de integrar una red terrorista dedicada a la captación de mujeres adolescentes para su envío a Siria como esclavas sexuales de los combatientes de Daesh, fue condenada en septiembre por la Audiencia Nacional a cuatro años de prisión. Chimaa fue detenida en la barriada El Príncipe a primera hora de la mañana del 16 de diciembre de 2014 en el marco de la denominada “Operación Kibera”, una investigación que permitió desarticular la primera red europea de envío de mujeres a territorio sirio.

Ahora, cuatro años después, parte de la información obtenida durante aquella operación policial ha permitido la detención en Francia de cinco terroristas vinculados a una red dedicada al envío de dinero a Siria para sostener las actividades de los combatientes de Daesh,

La Comisaría General de Información de la Policía Nacional ha mantenido abierta una línea de colaboración con la Subdirección General Antiterrorista francesa (SDAT) que ha permitido consolidar las acusaciones que pesan sobre los cinco detenidos ayer en París y Toulouse por las autoridades galas.

La información proporcionada por la Policía española ha permitido determinar que las transferencias enviadas a Turquía por la célula francesa servían para financiar a los terroristas extranjeros establecidos en Siria.

Junto a Chimaa, fueron detenidas otras cuatro personas en Melilla, Barcelona y Castillejos. Antes del juicio fijado en la Audiencia Provincial para el pasado septiembre, los acusados un hombre y cuatro mujeres, aceptaron penas de entre cuatro y cinco años de cárcel por integración en organización terrorista tras el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y las defensas.

La Fiscalía solicitaba ocho años de prisión para Yawad Mohamed, presunto líder de la célula, y siete para Wuafila Mohand, Chimaa Borkhress, Carolina Peña y Fauzia Mohammed. Ésta última fue detenida previamente en Melilla cuando intentaba pasar a Marruecos acompañada de una niña de 14 años, también ceutí. Su intención era, presuntamente, la de iniciar el viaje que llevaría a la menor hasta Siria.