Sociedad

Desmontando 'La Feria'

Desmontando la Feria
photo_camera Desmontando la Feria

Ni rastro de la música, las luces y el bullicio. La Marina irá, poco a poco, recuperando su estado habitual tras las Fiestas Patronales. Un arduo trabajo que empezó tras los fuegos artificiales del pasado viernes noche.

Hace un menos, el parque urbano Juan Carlos I se preparaba para albergar 'La Feria 2022'. Hoy, ha pasado a la historia como una de las ferias 'más deseadas' pero ya sólo es eso, historia.

Desmontando la Feria
Las mesas y las sillas de los locales de restauración han dejado al descubierto el cemento de las pistas deportivas de La Marina.

Los trabajadores de la empresa municipal Obimace se afanan en devolver el parque a su 'estado natural', aunque como ya anunció Carlos Rontomé, portavoz adjunto del Gobierno, el tiempo que tardará la Marina en volver a su estado normal no cuenta con una fecha exacta pero aseguró que se hará 'poco a poco'.

Uno de los elementos más significativos de la Feria es su portada, una de las estructuras más complejas en su proceso de desmontaje y, sin pausa pero sin prisa, ha ido perdiendo su presencia en La Marina.

Desmontando la Feria
Del esplendor de las casetas de la Feria no quedan ni los farolillos

Las casetas se están convirtiendo en un amasijo de hierros apilados, con jirones de tela colgando, que esperarán un año para poder volver a lucir todo esplendor, en la Feria 2023.

Comentarios