Sociedad

tendrá que cerrar su local social en dos meses

La falta de subvenciones deja sin vida a Miramar Alto

La barriada verá este año recortadas sus actividades por falta de dinero. Además, si nada cambia, tendrán que cerrar el local social en un par de meses ya que no pueden mantenerlo únicamente con la cuota de los vecinos. 

Esta semana Ceuta Actualidad se ha trasladado hasta la barriada Miramar Alto para conocer in situ la situación en la que se encuentra, así como las reivindicaciones de sus vecinos en la voz del presidente, José Ramos.

Paseando por sus calles lo que más impresiona es la situación en la que se encuentran las fachadas y las estructuras de los edificios. Ramos asegura que llevan años pidiendo la rehabilitación de la barriada por el peligro que ello conlleva, sin embargo a día de hoy aún no se han acercado a la barriada para evaluar el estado de la misma.

El presidente reconoce que antes se invertía mucho más que ahora. Miramar Alto, de primera, no presenta muchas carencias. Lo más urgente sería el arreglo de las fachadas y la sustitución de sus bancos de hormigón que se encuentran en muy mal estado después de 15 años de vida.

En cuanto a limpieza, los vecinos echan en falta la presencia de Trace los fines de semana. De lunes a viernes el servicio es satisfactorio.

Miramar Alto es una barriada muy tranquila, no tiene problemas de inseguridad, el único "pero" que encuentra el presidente es que “la policía pasa pero no pisa”. O lo que es lo mismo, pasan con el vehículo por la barriada pero nunca se ven a agentes a pie.

El aparcamiento tampoco se presenta como un problema, disponen de 76 plazas de garaje y otras zonas en las que estacionar el vehículo que ayudan a descongestionar.

El presidente de Miramar Alto lleva muchos años al frente de esta barriada y asegura sentirse ya cansado de luchar. “No me encuentro con muchas ganas de seguir”.

Subvenciones

La falta de subvenciones ha afectado, como no podía ser de otra manera, a Miramar Alto. La barriada verá este año recortadas sus actividades por falta de dinero. Además, se verán en la obligación de cerrar el local social en un par de meses ya que únicamente con la cuota de los vecinos no van a poder mantenerlo.

“En más de 40 años que lleva la Federación funcionando es la primera vez que las barriadas se quedan sin recibir la subvención”, lamenta Ramos, quien no ha querido criticar la gestión del actual presidente, Juan Moreno, aunque considera que si él siguiera al frente de las asociaciones hubiera luchado más y las reuniones serían más a menudo.

Ramos aconseja a Moreno que revierta la situación.

Comentarios