Sociedad

La dirección atribuye la falta de servicios a los problemas generados por la nueva ley de contratación pública

Denuncias sobre carencias en la residencia de mayores Nuestra Señora de África

Residencia Virgen de África (C.A.)
photo_camera Residencia Virgen de África (C.A.)

Familiares denuncian falta de servicios y relacionan carencias como la falta de adaptación de los baños o un sistema de aire acondicionado que no funciona.

Familiares de residentes en el centro de mayores “Nuestra Señora de África” han denunciado “carencias” en las instalaciones. Estas denuncias se suman a las que ya formularon los partidos MDyC y Ciudadanos el pasado marzo. Las formaciones políticas criticaron entonces que la demora en la renovación de los contratos impedía la prestación de determinados servicios. Las acusaciones fueron contestadas por la consejera de Servicios Sociales, Adela Nieto.

Las nuevas denuncias señalan que los baños de la segunda planta no están adaptados y que las grúas que ayudan a las personas dependientes para poder ir al baño se encuentran inutilizadas. “Una tiene la batería estropeada y la otra tiene las patas rotas abiertas, lo que impide que pase por los sitios estrechos”, protesta una familiar de un residente. La familiar apunta que sólo hay un baño geriátrico ubicado en la segunda planta de la residencia, lo que supone trasladar a las personas en silla de ruedas de una planta a otra para poder asearse. “Si hubiera uno en la primera planta, no tendrían que estar subiendo abuelo para arriba, abuelo para abajo”, explica la denunciante, quien asegura que, ante esta situación, los familiares se han visto obligados a adquirir un váter adaptado. También se quejan de la falta de servicio de peluquería y de que los aparatos de aire acondicionado no funcionan.

Además, la denuncia se extiende a la falta de personal y a la situación laboral de las auxiliares, “que no dan abasto”: “A mi padre lo bañan una vez a la semana porque el baño está asignado un día o dos días a la semana: hay cuatro auxiliares en el turno de mañana para dos plantas de personas dependientes”.

“No tenían papel higiénico tampoco, les han estado dando uno y ahora han ido arreglándolo, pero a raíz de que nosotros hemos empezado a decir las cosas, y lo han ido remediando”, asegura la familiar. A estas carencias, los denunciantes suman la falta de productos de limpieza, o los problemas que se registran en la lavandería a causa de que el contrato con la empresa que presta el servicio no ha sido renovado. Junto a ello, muestran su preocupación por la renovación del contrato del actual médico y las condiciones del suscrito con el fisioterapeuta.

 

Explicaciones del centro

El director de la residencia, Gonzalo Barreda, se ha mostrado sorprendido por las denuncias ya que, asegura, no ha recibido ninguna queja de los familiares.

En relación al servicio de peluquería, Barreda explica que el 25 de septiembre del pasado año se inició el procedimiento de contratación, que encuentra en fase de adjudicación. “Depende de la firma de la secretaria, que no sabemos cuándo lo va a firmar. por lo que no podemos saber cuándo tendremos este servicio en la residencia”, explica Barreda, quien atribuye estas demoras a la nueva normativa sobre contrataciones en las administraciones públicas. “Los trámites se han alargado mucho; antes se podía hacer un contrato anual como contrato menor, pero la Ley ahora lo impide al ser un servicio que se repite año tras año”, argumenta Barreda, quien subraya que, en todo caso, el de peluquería no es un servicio esencial.

En cuanto al contrato mayor del médico, Barreda espera que antes de finalizar el actual, pueda estar el otro preparado y adjudicado. El contrato actual se hizo por un periodo de dos meses hasta que estuviese adjudicado el contrato mayor.

El director también ha explicado que la residencia cuenta con dos tipos de grúas para las personas dependientes, una para desplazar a quienes pueden ir de pie y otra para la movilización de asistidos totales. “Las dos están funcionando”, insiste.

Gonzalo Barreda niega rotundamente que exista una carencia en productos de limpieza, aunque reconoce que los ascensores no están adaptados a las necesidades actuales. El director explica también que el centro espera que en breve se le proporcionen nuevas máquinas de aire acondicionado.

Comentarios