Sociedad

Murió en su localidad natal, Colmenar (Málaga), el pasado 24 de julio

Paco Palomo, un apasionado de la música y avanzado comunicador que llenó de vida la radio

ZZZ
photo_camera Paco Palomo, en una de sus últimas fotos (este año) con su primo, primer teniente de alcalde de Colmenar (CEDIDA)
La Cadena SER le concedió el Premio Nacional de Radio. 

Ahora hace un mes que falleció Paco Palomo, a los 68 años. Locutor en Radio Perla (Rueda de Emisoras Rato) y en la Cadena SER, DJ de la célebre discoteca La Cueva y educador del antiguo centro preventivo de Los Rosales. 

Paco Palomo murió inesperadamente el pasado 24 de julio en su localidad natal, Colmenar, un pueblo ubicado entre la comarca de la Axarquía y los montes de Málaga, adonde marchó tras su jubilación. Descansa junto a sus abuelos paternos. 

Conocí a Paco en la acogedora y coqueta discoteca La Cueva en San Antonio, hace más de treinta años. Un local del que muchos ceutíes guardan un muy grato recuerdo. Paco, con sus conocimientos musicales y su habilidad en el trato de gentes, contribuyó también a que La Cueva gozara de una gran popularidad durante años. Fue durante la década de los ochenta, esa que siempre se recuerda como una etapa dorada de la música.  PACO PALOMO

Aparte de sus labores profesionales como educador, Paco Palomo ha dejado una huella indeleble en el mundo de la comunicación, en la radio, tanto en Radio Perla donde dirigía un programa innovador los domingos, como en la Cadena Ser. En sendas emisoras llenó de vida las ondas y se rodeó de grandes amigos y compañeros que, como el que escribe estas líneas, hoy le echan en falta. 

Paco Palomo Fernández (en la foto con Al Bano) decidió regresar a su Colmenar tras la jubilación. Fue el mayor de tres hermanos, y miembro de una familia muy conocida en la ciudad. Desde aquí un fuerte abrazo a Toñi y Beatriz Palomo (SER y RTVCE).  

Amable, afectuoso, soñador, ingenioso, expresivo, siempre era una buena compañía en el trabajo y fuera de él. La muerte de Paco Palomo, un joven en todos los sentidos, no sólo nos ha cogido por sorpresa sino que ha supuesto un duro golpe moral. Porque fallecido Paco, también hemos perdido a un maestro del que aprendimos comunicación.                                            

Comentarios