Sociedad

La iniciativa se desarrolla en el Hospital Universitario y la residencia de Cruz Blanca

Un programa de La Caixa ha atendido desde 2009 a 461 ceutíes en el final de su vida

La Caixa desarrolla su programa en el Hospital Universitario y en la residencia de la Cruz Blanca
photo_camera La Caixa desarrolla su programa en el Hospital Universitario y en la residencia de la Cruz Blanca

La función de la iniciativa es la de apoyar a los profesionales de cuidados paliativos y acompañar a enfermos en sus últimos días y a sus familiares. 

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Caixa” cumple sus primeros diez años de trayectoria en Ceuta habiendo atendido a 461 personas en el final de su vida y a 873 familiares. Solo en 2018, han sido atendidos 131 pacientes y 164 familiares.

El programa, enmarcado en la Estrategia de Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud, se implementa a través de una red de Equipos de Atención Psicosocial (EAPS) distribuidos por todo el Estado y proporciona a enfermos y familiares una atención cálida y personalizada que complementa la labor que las unidades de cuidados paliativos realizan en hospitales y domicilios. Su finalidad es alcanzar una atención integral basada en el apoyo emocional, social y espiritual al paciente y a sus familiares, y también en la atención al duelo, el apoyo a profesionales de cuidados paliativos y el acompañamiento a cargo de más de 1.000 voluntarios de toda España. A día de hoy, el programa se implementa en 128 hospitales de toda España y en 133 unidades de apoyo domiciliario, a través de 42 EAPS formados por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos, agentes pastorales y voluntarios.

En Ceuta el programa actúa en el Hospital Universitario de Ceuta, la Residencia Nuestra Señora de África, y la Residencia Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, a través de un EAPS perteneciente a AECC. Este también interviene en tres Equipos de Apoyo Domiciliario. Además, el EAPS cuenta con ocho voluntarios en activo.

Con el Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, las dimensiones que mejoran en los pacientes son la psicológica, la social y la espiritual. La primera evaluación científica del programa concluye que la atención psicosocial ofrecida responde a las necesidades de los enfermos atendidos y mejora en el 90% los síntomas a nivel anímico y psicológico. El estudio establece que el 92% de las personas enfermas califican de excelente o muy buena la atención recibida, y cerca del 90% aseguran que han podido resolver temas pendientes (la mayor parte de ellos, vinculados a la comunicación y la relación con la familia y el entorno) gracias a este apoyo.

Comentarios