Sociedad

NUMEROSOS PROYECTOS EN MENTE

Salazones denuncia el "escaso" apoyo recibido por parte de la Administración local

Customizada 1
photo_camera El presidente del proyecto Salazones Ceuta, Keke Raggio, junto al chef Mario Silva durante la presentación de las jornadas /CRISTIAN MARFIL

Desde que el proyecto viera la luz en marzo de 2015 sus integrantes han luchado por ser reconocidos en Ceuta, una labor que les está costando pero por la que van a seguir apostando. Estaciones Náuticas les ha mostrado su apoyo organizando las I Jornadas Salazoneras de Ceuta, el próximo miércoles a las 19.00 horas en la Biblioteca Pública. 

El Proyecto Salazones Ceuta ha presentado esta mañana las I Jornadas Salazoneras que se van a celebrar este miércoles a las 19.00 horas en la Biblioteca Pública. Durante el acto de presentación, el presidente de Salazones ha aprovechado para denunciar el "escaso" apoyo que están recibiendo por parte de la Administración local.

El proyecto se presentó de manera oficial en marzo de 2015, un año después Keke Raggio asegura que los avances han sido más positivos fuera de Ceuta que en la propia ciudad donde está recibiendo muy poco apoyo por parte de las Consejerías competentes.

"Con la Consejería de Cultura hemos firmado algún convenio pero andamos algo atascados. Con Medio Ambiente estamos en contacto con la intención de solicitar un reconocimiento europeo como es la denominación de origen "Salazones de Ceuta", un distintivo que ha conseguido la Mohama de Barbate. Y con Turismo no hemos conseguido nada, les hemos pedido que en los paquetes turísticos que ofertan añadan una visita a los secadores en la explanada de Juan XXIII pero de momento no hemos recibido ninguna respuesta", lamenta Raggio. 

El presidente del proyecto también ha querido analizar la situación nefasta por la que pasa la flota pesquera de la ciudad. Según Raggio, de las 150 embarcaciones existentes hace unos años, en la actualidad el puerto pesquero cuenta con diez, de las cuales sólo una faena en Ceuta. Un serio problema al que ha querido añadir el hecho de que la ciudad no sea territorio aduanero comunitario "lo que nos impide vender pescado autóctono fuera de nuestras fronteras" como hacen otros países de la Unión Europea. 

Salazones aboga por pescar el pescado en Ceuta, trasladarlo a La Lonja y de allí a los secadores. "Una actividad que se podía ver complementada con la que se realiza en la actualidad y que consiste en traer el pescado de Marruecos y secarlo en los secadores de pescadores para posteriormente venderlo en el mercado de Ceuta", expone Raggio.

A pesar de la precaria situación por la que está pasando el proyecto ceutí, sus creadores continúan con su lucha y para esta nueva temporada que acaba de comenzar han anunciado iniciativas ambiciosas.

 

Nuevos proyectos

El proyecto más cercano será una realidad este miércoles cuando se celebren las I Jornadas Salazones de Ceuta. Estaciones Náuticas ha ayudado a que se lleve a cabo esta iniciativa en la que se proyectará el documental "Dry Fish" (pescado seco) y en la que diferentes expertos en Patrimonio salazonero expondrán su punto de vista sobre la cultura de los salazones, las conservas y la pesca en Ceuta. La cita será el 16 de marzo a las 19.00 horas en la Biblioteca Pública. 

El proyecto Salazones Ceuta lleva algunos meses trabajando con un arquitecto para ver la manera de remodelar la explanada de Juan XXIII y convertirla en "los secaderos del futuro". La intención es que los puestos alli instalados puedan obtener los registros sanitarios y así etiquetar y envasar según la legislación vigente. "El proyecto que tenemos en mente es muy ambicioso y rondaría los 400.000 euros pero sería beneficioso para Ceuta y los ceutíes", ha comentado Keke Raggio quien asegura que con el esfuerzo de todos podía salir adelante. 

También están trabajando en ofertar el paquete turístico "Salazones de Ceuta, un placer en todos los sentidos" con el objetivo de traer a Ceuta a más de 500 personas durante la temporada de verano. La oferta incluiría visita a los secaderos, a la Basílica Tardorromana y una vuelta en el barco turístico. El precio sería de 45 euros (paquete turístico + hotel), de 65 euros (paquete turística + barco) y 72 euros (paquete turístico + menú degustación del chef Mario Silva).

El 1 de junio se va a celebrar un nuevo concurso a la mejor tapa hecha con salazones. Este año van a participar más establecimientos y se entregarán numerosos premios. El libro de recetas en el que están incluidas estas tapas verá la luz en unos meses. 

Salazones va a continuar trabajando con la Unión Europea en los premios EDEN, en los que este año quedaron finalistas y se les ha reconocido la labor desarrollada.

Comentarios