Sociedad

Paros en el servicio

La línea 7 de autobús denuncia una persecución de la Guardia Civil en la frontera

Autobús que cubre la línea de la frontera (ARCHIVO)
photo_camera Autobús que cubre la línea de la frontera (ARCHIVO)

Los trabajadores no descartan llevar a cabo paros en el servicio si no se busca una solución a este problema. 

El Comité de Empresa de autobuses Hadú Almadraba y los propios trabajadores de la línea 7 (frontera) denuncian una persecución de la Guardia Civil que desarrolla su servicio en la frontera. Los afectados aseguran que existe un agente en concreto que cada vez que el autobús llega a esa zona supervisa el medio de transporte y pide la documentación al conductor. 

Según los trabajadores, el Guardia Civil siempre les recrimina que por una carretera nacional está prohibido que los pasajeros vayan de pie, "de Miramar hasta la frontera los viajeros deben ir sentados". 

Los conductores se han quejado en varias ocasiones pero la gota que ha colmado el vaso ha sido la denuncia interpuesta a uno de los conductores "por conducción negligente, poniendo en peligro a los pasajeros al llevar a una persona en los asideros de la puerta delantera del vehículo", reza la denuncia a la que ha tenido acceso Ceuta Actualidad.

Por esta multa el conductor deberá pagar 260 euros y se le retirarán cinco puntos del carné de conducir.

El Comité de Empresa ha adelantado que los trabajadores tienen preparados paros en el servicio y no solo en la línea que cubre la frontera.

Comentarios