Sucesos/Tribunales

Intervenidos en Marbella 500 kilos de hachís en una lancha que zarpó de Ceuta

neumática lancha droga
photo_camera Embarcación a bordo de la cual se trasladó la droga a la costa de Málaga (MINISTERIO DEL INTERIOR)

La Policía Nacional y la Guardia Civil desarticulan una organización dedicada a la introducción a través de la costa malagueña de alijos de hachís cargados en Ceuta y Marruecos.

<

Una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil ha permitido la desarticulación de una red de tráfico de hachís que desembarcaba cargamentos de droga en la costa malagueña desde Ceuta y Marruecos. La denominada “Operación Maligno/Grounding” ha concluido con tres detenciones y la incautación de 510 kilos de hachís.

La droga fue intervenida a bordo de una embarcación interceptada en la playa marbellí de Guadalmina. El hachís viajaba oculto en el interior de garrafas de combustible.

Las fuerzas de seguridad han arrestado en San Pedro de Alcántara a tres hombres de 32, 38 y 42 años, todos ellos de nacionalidad española, presuntamente implicados en las actividades de la organización.

 

Seguimiento a una embarcación desde Ceuta

zx1En una primera fase de la investigación, la Guardia Civil identificó a tres individuos que habían zarpado del puerto de Ceuta a bordo de una embarcación neumática. Más tarde, los medos aéreos de la Comisaría Provincial de Málaga localizaban la “goma” en plena noche en la playa de Guadalmina. Los ocupantes de la embarcación habían cargado en alta mar 17 garrafas de combustible cargadas con los 510 kilos hachís para poner rumbo, a continuación, hacia la costa malagueña.

Ante el acecho policial, los tres individuos lograron huir en un vehículo junto a otras personas que les esperaban en la playa para ayudarles en el desembarco del cargamento.

 

Detenciones

Ya el 10 de marzo, y tras una intensa tarea de investigación, los agentes detenían en San Pedro de Alcántara, a tres personas acusadas de la presunta comisión de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. Los arrestados se encargaban de las labores de recepción y transporte del hachís a “guarderías”, así como de las vigilancias.

Entre los efectos intervenidos figuran una embarcación, media docena de garrafas de combustible, un navegador GPS, un traje de agua y dos teléfonos.

En la investigación han participado agentes del grupo de estupefacientes de la UDYCO de la Comisaría Local de Marbella y guardias civiles adscritos a OCON Sur. El Juzgado de Instrucción 5 de Marbella se ocupa de las diligencias.

Comentarios