Sucesos/Tribunales

Concentración de repulsa

Una enfermera, amenazada de muerte en el centro de salud del Recinto

Centro de salud del Recinto (ARCHIVO)
photo_cameraCentro de salud del Recinto (ARCHIVO)

El personal del ambulatorio ha convocado una concentración de repulsa mañana jueves al mediodía. 

Una enfermera del centro de salud del Recinto ha sufrido una agresión verbal por parte del familiar de un paciente. Los hechos ocurrieron el pasado 10 de octubre cuando el agresor se dirigió a una de las enfermeras para quejarse del trato que recibía su familiar, un usuario de atención domiciliaria. El agresor llegó a asegurar que el próximo enfermero que fuera a su casa no saldría vivo, "porque es que lo mato". 

La propia trabajadora advirtió a esta persona de que estaba cometiendo un delito por atentado a la autoridad y él, pese a ser consciente de ello, dijo que le daba igual y que estaba dispuesto a matar e ir a la cárcel. Estas fueron sus últimas palabras y abandonó el centro de salud.

La enfermera, que ha denunciado los hechos, comunicó lo sucedido a sus superiores y compañeros para que estuviesen avisados y, por supuesto, se ha cancelado el servicio a ese domicilio. 

Las partes estaban citadas para el juicio rápido este miércoles por la mañana pero el denunciado ha acudido sin abogado. El juez y el fiscal han concluido que no se trata de un falta leve sino que el procedimiento va a continuar como una falta grave por atentado a la autoridad y el acusado tendrá que contar con abogado.

El personal del ambulatorio ha convocado una concentración de repulsa para mañana jueves al mediodía a las puertas del centro de salud del Recinto. 

Comentarios