Sucesos/Tribunales

Seis personas se sientan en el banquillo de los acusados

La Fiscalía reconoce la “escasez de pruebas” en el caso de los ataques a agentes de la Udyco

Un agente de la Policía Nacional (C.A.)
photo_cameraUn agente de la Policía Nacional (C.A.)

La mayoría de las actuaciones policiales –intervenciones telefónicas, registros y entradas en domicilios, detenciones e incluso declaraciones de los acusados- fueron anuladas desde el primer día del juicio por orden de la juez.

La Fiscalía ha reconocido hoy la “escasez de pruebas” en torno a la autoría de los delitos por los que desde el pasado lunes se juzga a seis personas acusadas de atentar contra las propiedades de policías de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) y sus familiares. La vista, que se celebra en el Juzgado de lo Penal número 1, pretende dilucidar si los acusados son los responsables de la quema de los vehículos particulares de tres agentes y de un quiosco regentado por la hermana de uno de ellos.

En todo caso, parece que se diluye el caso teniendo en cuenta que la mayoría de las actuaciones policiales –intervenciones telefónicas, registros y entradas en domicilios, detenciones e incluso declaraciones de los acusados- fueron anuladas desde el primer día del juicio por orden de la jueza.

En el transcurso de la sesión de hoy han declarado varios policías de la Udyco, un vecino de dos de los acusados, que ha asegurado no recordar nada de los hechos y otro testigo que ha afirmado no tener ninguna relación con las personas que se sentaban en el banquillo.

La acusación pide entre cuatro y cinco años de prisión, más multas e indemnizaciones, para los acusados. Dos de ellos se encuentran en situación de privación de libertad y los otros cuatro están libres, pero con cargos.

El juicio ha quedado visto para sentencia.

Comentarios