Sucesos/Tribunales

ataques contra policías y bomberos

Ciudad y sindicatos, excepto UGT, acuerdan promover una reunión de la Junta Local de Seguridad

policía local bomberos
photo_camera Una agente de la Policía Local protege a los bomberos en una intervención/ A.S.

El consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, y representantes de CCOO y CSIF han mantenido un encuentro para hallar una salida a la situación suscitada por los frecuentes ataques que sufren en Arcos Quebrados policías locales y bomberos. UGT, que se ausentó de la reunión, ha reclamado que se proporcione armas largas a los agentes municipales.

El Gobierno local y los sindicatos han acordado promover la convocatoria urgente de la Junta Local de Seguridad para buscar soluciones a la situación creada por los ataques a pedradas que desde hace un mes vienen sufriendo bomberos y agentes de la Policía Local. Éste es el acuerdo que este miércoles han alcanzado los representantes del equipo de gobierno y los sindicatos CCOO y CSIF. El encuentro ha reunido a los sindicalistas con el consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, el superintendente de la Policía Local, Sebastián Vega, y el jefe accidental de Bomberos, Miguel Ángel Ríos.

La decisión de los representantes de UGT de no asistir a la reunión ha sido la nota discordante de un encuentro que se celebraba apenas unas horas después de que el sindicato solicitase públicamente la dimisión del consejero Hachuel. Los portavoces de la central sindical hicieron acto de presencia en el Salón del Trono del Palacio de la Asamblea, lugar que ha albergado la reunión, pero prefirieron retirarse al comprobar la presencia de los representantes de los otros dos sindicatos.

“Era un tema que estábamos gestionando nosotros y, al llegar, hemos visto que había otros sindicatos, así que hemos decidido salir de la reunión”, ha explicado el secretario general de la sección sindical de UGT en la Ciudad, José Miguel Antúnez. El sindicalista ha anunciado que su organización ha solicitado por escrito que se dote a los policías locales de los medios necesarios para actuar en situaciones como las registradas en las últimas semanas en Arcos Quebrados. Entre los medios requeridos, UGT cita la puesta a disposición de los agentes de armas largas.

Antúnez ha mostrado su desconfianza hacia los acuerdos que puedan adoptarse en el seno de la Junta Local de Seguridad.  “No es la primera vez que se reúne ni que adopta decisiones que, por otra parte, nunca han sido resolutivas pues, si lo hubieran sido, ahora no estaríamos hablando de esto”, censura el sindicalista.

Horas después de estas declaraciones, la Federación de Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) difundía un duro comunicado en el que calificaba de "chorrada" y "solemne tontería" el acuerdo adoptado para requerir la reunión de la Junta Local de Seguridad. "Esta situación ya la solucionaron en Melilla hace más de siete años dotando a la Policía Local de material antidisturbios y se acabaron los apedreamientos en la Cañada Real", sostienen los ugetistas en su nota.

 

Compromiso formal

Por su parte, CCOO entiende que el Comité de Seguridad y Salud en el trabajo debería convocarse “urgentemente” para analizar los “innumerables incidentes y accidentes sufridos por estos servidores públicos históricamente en este tipo de intervenciones y analizar con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales la adecuación de la dotación de medios necesarios”.

Por otro lado, desde el sindicato consideran que Delegación y Ciudad tendrían que impulsar una Comisión Técnica en el seno de la Junta Local de Seguridad que “aportara el rigor necesario en la resolución de este tipo de actos delictivos que ponen en peligro la integridad física de ciudadanos y empleados públicos”.

Asimismo, CCOO ha pedido un compromiso formal por parte del presidente de la ciudad, del jefe de la Policía Local y del SEIS para dotar “a estos servidores públicos de cuantos medios tanto personales, de equipos y técnicos precisen para el desempeño de esta labor encomiable y que se vea respaldada con las suficientes garantías, implicando también a Delegación del Gobierno”.

 

Protocolo

Los sindicalistas de CSIF consideran necesario habilitar un protocolo que dé cobertura a contingencias como las vividas por los policías locales y los bomberos en Arcos Quebrados a lo largo del último mes. La organización sindical sostiene que las instrucciones que la Jefatura de la Policía Local ha remitido a sus responsables son una orden de servicio a la que no puede calificarse de protocolo.

La solución a los ataques que sufren bomberos y fuerzas del orden pasa, a juicio de CSIF, por la necesaria “involucración” de todos los cuerpos policiales.

Comentarios