Sucesos/Tribunales

INCIDENTE EN NELSON MANDELA

Un guardia civil fuera de servicio desarma a un hombre que acababa de agredir a la pareja de su padre

manzana revellin plaza nelson mandela
photo_camera Imagen de la plaza Nelson Mandela, escenario del incidente/ ANTONIO SEMPERE

El agente intervino después de que el hombre agrediera a la mujer en la plaza Nelson Mandela. En ese instante, el sujeto esgrimió un arma de fuego que, tras su detención, se comprobó que estaba inutilizada. La Policía Nacional ha detenido al agresor al que acusa de un delito de amenazas graves. 

Un joven ha mantenido en vilo durante casi 40 minutos a los viandantes que en torno a las dos y media de la tarde transitaban por la plaza Nelson Mandela. El individuo sostenía una intensa discusión en plena calle con su padre y la compañera de éste a quien, de improviso, comenzó a agredir.

En ese instante, un guardia civil de paisano intervino para, con la ayuda del padre del agresor,  persuadir al sujeto de que cesase en su comportamiento violento. Por toda respuesta, el agresor sacó del bolsillo un arma de fuego con la que apuntó a todos los presentes mientras profería insultos presa de un evidente estado de sobreexcitación.

Ante esta reacción, el guardia civil se identificó como agente de la autoridad y, aprovechando que el joven bajaba la pistola, lo tomó del brazo y lo desarmó. Tras entregar el arma a un agente de la Policía Local, que también se encontraba en la zona fuera de servicio, el guardia civil dedicó los siguientes minutos al intento de tranquilizar al hombre, con el que caminó hasta la calle Velarde.

Minutos más tarde hacían acto de presencia en el lugar agentes de la Policía Nacional, que condujeron detenido al hombre hasta la comisaría. El joven ha sido acusado de un delito de amenazas graves. Según han confirmado fuentes policiales, el arma que portaba el agresor estaba inutilizada.

Las mismas fuentes han precisado que el incidente se inició cuando el joven acudió al domicilio de su padre, donde se desató una fuerte discusión. Ante el cariz que tomaba el enfrentamiento, la pareja del padre huyó de la casa, pero fue perseguida por su agresor hasta la calle.

Comentarios