Sucesos/Tribunales

La AUGC reclama que se dote de chalecos antibala a los guardias civiles destinados en la frontera

El secretario provincial de la asociación en Cádiz, José Encinas, considera necesario reforzar las medidas de autoprotección 

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha reclamado la distribución de chalecos antibala entre los agentes que prestan servicio en la frontera. El secretario provincial de AUGC-Cádiz, José Encinas, ha denunciado la carencia de medios con la que los agentes desarrollan su trabajo.

La asociación de guardias civiles estima que, al igual que sucede con los coches patrulla, que sí tienen dotación de chalecos, sería necesario facilitar estos medios de protección a agentes destacados en otros destinos.

Encinas considera que la situación que se vive en Ceuta no es distinta a la que padecen los guardias civiles del resto del país. El portavoz de la asociación ha mostrado su preocupación por las condiciones en las que se custodian los chalecos que, a su juicio, no garantizan en todas las ocasiones un óptimo estado de preservación. “La vida útil de un chaleco es de unos diez años, pero esa duración depende de cómo se haya conservado –explica Encinas- Y nos tememos que muchos de ellos hayan podido caducar”.

La disponibilidad de tallas suficientes es otra de las cuestiones que preocupa a la AUGC. El portavoz de la asociación explica cómo, por ejemplo, no existen chalecos adecuados para las agentes femeninas. “Cuando preguntamos por ellos nos dicen que los tienen en reserva en Madrid, pero nosotros nos preguntamos ¿qué hacen en Madrid?”, explica Encinas.

La AUGC viene reclamando insistentemente mayores medios para todos los agentes del país. Incluso, ha sugerido la posibilidad de proporcionar a los agentes pistolas eléctricas táser.

Comentarios