Sucesos/Tribunales

juicio por el crimen del paseo de la marina

El perito psicólogo confirma el estado de depresión en el que se vio sumida la viuda de Tafa Sodia

Momento de la declaración del perito psicólogo (C.A.)
photo_camera Momento de la declaración del perito psicólogo (C.A.)

El estado de estupefacción en el que se sumió Rachida Abselam Mohamed tras ser testigo de la muerte de su esposo ha sido objeto de controversia entre defensa y acusaciones durante la segunda sesión del juicio por la muerte a tiros de Tafa Sodia. 

La declaración del psicólogo encargado de precisar el cuadro de depresión de la viuda se ha constituido en una de las intervenciones más relevantes de la segunda sesión del juicio por el asesinato de “Tafa Sodia”. La Sección VI de la Audiencia Provincial celebra desde ayer martes la vista por la muerte a tiros el 17 de julio de 2013 de Mustafa Ahmed Abdeselam, “Tafa Sodia”, mientras paseaba junto a su esposa por La Marina. Mohamed Said H.M. se sienta en el banquillo de los acusado como presunto coautor del asesinato. La Audiencia ya condenó el pasado julio a Anuar Mohamed Hamedi, alias “Rambo”, por estos mismos hechos.

El estado de estupefacción en el que se sumió Rachida Abselam Mohamed tras ser testigo de la muerte de su esposo ha sido objeto de controversia entre defensa y acusaciones. El abogado defensor del acusado ha tratado de desautorizar el testimonio de la viuda, que ayer en la sala identificó sin género de dudas a Mohamed Said H.M. como uno de los hombres que disparó contra su marido. Frente a las sugerencias de la defensa, que ha insistido al psicólogo para que precise las fechas en las que la viuda comenzó a recordar aspectos del crimen, las acusaciones han intentado explicar que la depresión en la que se sumió la viuda afectó a sus capacidades.

La defensa ha sometido al psicólogo a un intenso interrogatorio y se ha quejado que el informe que ha presentado en Sala no contuviese la recetas y, además, no estuviese firmado por ni por él ni por el psiquiatra con el trabaja conjuntamente en el caso de Rachida. La estrategia estaba encaminada a atacar las declaraciones realizadas por la esposa de Tafa Sodia. 

El psicólogo ha detallado que la mujer fue víctima de un cuadro de depresión y estrés.

El magistrado decidió cambiar el orden establecido, ordenando que se llevasen a cabo primero todas las pruebas de cargo para, posteriormente, comenzar con las de descargo.

También ha depuesto testimonio, al igual que lo hicieran en el primer juicio, el jefe de la Ucrif, que ha relatado todo el trabajo realizado en los primeros momentos tras el suceso, así como otros integantes del Cuerpo Nacional de Policía que también estuvieron en el lugar de los hechos, como el jefe accidental de Policía Judicial. También prestaron declaración especialista en balística, que confirmaron que fueron dos las armas utilizadas, así cmo dos peritos que se encargaron de explicar a la distancia que se realizaron los disparos.