Sucesos/Tribunales

Los profesionales se quejan de las condiciones en las que han de desempeñar su trabajo

Mañana de caos y suspensión de vistas en los juzgados del Ceuta Center

Ascensores del edificio Ceuta Center (C.A.)
photo_cameraAscensores del edificio Ceuta Center (C.A.)

La avería del único ascensor en funcionamiento ha obligado a suspender hasta siete juicios en el Juzgado de lo Penal número 2. 

Mañana caótica, este martes, en la segunda planta del Edificio Ceuta Center, sede de los juzgados de lo Penal y de la Audiencia Provincial. Una avería en el único de los cuatro ascensores que funcionan en el edificio, y que constituyen la única vía de acceso para personas con movilidad reducida, ha obligado a suspender las vistas orales programadas en Penal 2 y una de las requisitorias previstas en la Audiencia.

Se daba además la circunstancia de que se habían ampliado las medidas de seguridad como consecuencia de que este pasado lunes se detectó la presencia de una persona que habría merodeado por el edificio portando, al parecer, un arma de fuego. Agentes de la Policía Nacional trataron de localizarla, pero huyó sin poder ser detenido.

En todo caso, las cosas no empezaban bien desde primera hora de la mañana en el Ceuta Center. Una vez más, el ascensor no estaba operativo. Teniendo en cuenta que la fiscal encargada de los siete juicios que se iban a celebrar en Penal 2 se encuentra en una situación de movilidad reducida, la magistrada titular de la sala decidió, una vez más, suspender todas las vistas orales, concretamente siete, que estaban previstas y programadas con antelación. Además, una requisitoria en la Sección VI de la Audiencia Provincial fue suspendida: la persona que tenía que acudir sufrió una caída desde un cuarto piso y además, de estar con un corsé, ha de desplazarse en silla de ruedas, por lo que era imposible que acudiera a la sala dadas las circunstancias.

Dos magistradas, de la Audiencia Provincial y del Juzgado de lo Penal 2 mostraron su indignación por la situación acaecida. Además, fuentes del Ministerio Fiscal han expresado su queja por las dificultades a las que han de enfrentarse los juzgados para desempeñar su trabajo.

Los pasillos de la segunda planta del Ceuta Center se encontraban repletos de personas a la espera de la celebración de juicios. Minutos antes de las once de la mañana, un funcionario comunicaba a los policías y guardias civiles que se encontraban a la espera de declarar como testigos que podrían marcharse habida cuenta de las suspensiones.

 

“Un trastorno”

La decana del Colegio de Abogados de Ceuta, Isabel Valriberas, ha destacado el “trastorno” que supone para la actividad judicial el problema de la accesibilidad al Ceuta Center. “Es un problema para los letrados, funcionarios, policías y guardias civiles. Además, no se puede ejercer el derecho a juicio en la fecha señalada; y no es la primera vez”, ha manifestado.

Desde el Colegio de Abogados se han cursado varios escritos a la Ciudad –responsable del edificio- y también a la Gerencia de la Administración de Justicia. Valriberas ha recordado que una abogada, Mina Mohamed, con movilidad reducida es también una de las afectadas. “Seguimos el cauce normal para expresar el problema”, ha dicho la decana, quien ha insistido en que hay que dar una solución al problema.

Para este miércoles se espera la incorporación de dos funcionarias a la plantilla de los Juzgados, una de las cuales también padece movilidad reducida, lo que supondría un problema para su incorporación de no solucionarse el problema de acceso.

Comentarios