Sucesos/Tribunales

La seguridad del Puerto Deportivo, de nuevo, puesta en evidencia

Vista del puerto deportivo
photo_camera Vista del puerto deportivo (archivo)

Un nuevo robo, en esta ocasión, de una embarcación deportiva pone de manifiesto que Mahersa no ha reforzado las medidas de seguridad en la instalación

 

Ayer fue un intento de robo de una semirrígida y dos embarcaciones semicabinadas, con sustracción de enseres de las mismas y hoy, el hurto de una lancha de similares características que ha acabado embarrancada de la playa de la Almadraba.

La embarcación ya ha sido devuelta al puerto, con algún daño y la Guardia Civil ya investiga los hechos que podrían estar relacionados con el de ayer .

Los robos o intentos de los mismos no hacen más que acrecentar el mal estar de los usuarios de la instalación, que no ven atendidas sus reclamaciones por la concesionaria del puerto deportivo y los hurtos no cesan.

Pero los robos no son el único quebradero de cabeza de los usuarios del 'Marina Hércules'. A principios de agosto, prendían fuego una lancha en una de las dársenas del puerto. Unos problemas de inseguridad que no encontrará solución, según los usuarios del puerto deportivo, mientras la vigilancia de la instalación sea prácticamente nula.

La empresa de seguridad, que presta servicio en la zona, comenzó a llevarlos a cabo el pasado uno de julio. Para reforzar las medidas de seguridad y ofrecer a los usuarios y sus embarcaciones un nivel máximo de protección, Marina Hércules, SA, empresa que gestiona el Puerto Deportivo, firmó un contrato con Cofer Seguridad.

Marina Hércules aseguraba que la vigilancia del puerto deportivo tendría un horario interrumpido, reforzando su presencia durante la noche, de madrugada. Algo que ha quedado patente que sigue sin ponerse en práctica. El número de efectivos de vigilancia es escaso y el sistema de cámaras de seguridad no está operativo al cien por cien, algo que no pasa desapercibido para los ladrones que aprovechan todas las lagunas en la seguridad de Mahersa para campar a sus anchas y perjudicar a los usuarios.

Así, la preocupación de los usuarios del puerto deportivo de Ceuta no ha ido más que en aumento dada la inseguridad que se pone de manifiesto con este último suceso acaecido en las instalaciones de concesión de Mahersa, con el robo en varias embarcaciones.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad