Barriada

El presidente de la FPAV, que denuncia haber sido agredido, anuncia que la auditoria externa encargada está terminada

La FPAV niega la existencia de una bolsa de trabajo para acceder a un puesto en las Brigadas Verdes

Un momento de la concentración a las puertas de la FPAV
photo_cameraUn momento de la concentración a las puertas de la FPAV

El presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Ceuta (FPAV), Francisco García Segado, ha negado rotundamente la existencia de una bolsa de trabajo para acceder a un puesto de trabajo en las Brigadas Verdes.

Sus declaraciones llegan como consecuencia de la concentración realizada por un grupo reducido de parados, sobre todo mujeres con cargas familiares, a las puertas de la sede de la FPAV para denunciar el "enchufismo" que, a su entender, existe en este colectivo.

La concentración estaba apoyada por los partidos Vox, Podemos y PSOE, aunque esta última formación no acudió a la reunión que se mantuvo el mismo lunes por la tarde en las oficinas de la FAPV y en la que los responsables del movimiento vecinal dieron las explicaciones necesarias a los representantes de Vox y Podemos en lo relativo al sistema de contratación, negando en todo momento que haya enchufismo así como la existencia de una bolsa de trabajo.

Según ha explicado el presidente que agrupa todos los colectivos vecinales de Ceuta, en la reunión “se le mostró toda la documentación y se facilitaron toda clases de explicaciones”, en clara alusión a Vox y Podemos, que como se ha citado fueron los dos únicos partidos que acudieron a la reunión.

García Segado ha insistido que en lo referente a la bolsa de trabajo lo único que se ha hablado al respecto fue en una de las reuniones mensuales que la FPAV mantiene con los sindicatos, “y fue Juan Luis Aróstegui el que sugirió que debería de crearse”, aunque posteriormente un miembro de otro sindicato dijo que el asunto debería quedarse a la espera de conocer la composición del nuevo gobierno.

El presidente ha aprovechado la ocasión para anunciar que el próximo día 20 de este mes está prevista una reunión con las centrales sindicales para arrancar el proceso negociador del convenio colectivo.

 

Acusaciones y agresión

Pero lo más grave que sucedió en la concentración del lunes fueron las acusaciones realizada por la presidenta de Bermudo Soriano, Naima Mohamed. Unas declaraciones que García Segado ha puesto en mano del abogado de la FPAV para ver si son constitutivas de delitos,

Mohamed aseguró que durante la etapa en la que era presidente Juan Moreno se han perdieron 400.000 euros. La presidenta fue más allá y desveló la existencia de un contrato de confidencialidad para que nadie hable sobre este dinero ni denuncie la situación. El actual presidente de la FPAV, Francisco García Segado, a quien Mohamed nombra como Paquito, "no saca a relucir el tema de los 400.000 euros porque está amenazado y si lo hace sabe que va a salpicar a la Ciudad, a los trabajadores y a muchas personas más".

En este sentido, el presidente de la FPAV ha dicho que ya está finalizada “y pagada” la auditoría externa que se encargó cuando la nueva directiva que salió de las elecciones tomó posesión de sus cargos. García Segado ha declinado ofrecer datos algunos de los que se reflejan en el documento del auditor, aunque si ha precisado que el viernes pasado el mismo envió una versión reducida en la que se reflejan los datos más importantes arrojados por la misma. Este nuevo documento no está en su poder todavía, ha dicho el presidente, que añade que se ha encargado otra auditoría sobre las cuentas de 2018.

El asunto de la auditoría colea desde hace mucho tiempo y se desconocen los motivos por los que los actuales dirigentes de la FPAV son tan remisos a hacer públicos los datos arrojados por la misma, máxime cuando la mayoría de los ingresos que tiene el colectivo, incluido todos los gastos de la Brigadas Verdes, proceden de fondos públicos. Tampoco existen noticias sobre la presentación de demanda o denuncia por parte de la FPAV como consecuencia de los resultados arrojados por la auditoría.

La presidente de Bermudo Soriano también dijo el lunes que tiene claro que si ella dispusiera de 4.000 o 5.000 euros, su hijo estaría trabajando en las Brigadas Verdes, porque me lo han ofrecido pero no tengo pruebas".

La existencia de circunstancias como estas o parecidas han sido negadas por el presidente, que explica que no conoce estas prácticas. García Segado ha explicado por este asunto ha sido, incluso, agredido. En concreto, la agresión se produjo el miércoles de la semana pasada, cuando una persona comenzó a gritarle propinándole varios golpes en el pecho. Los hechos, según asegura García Segado, han sido denunciados.

Comentarios