Ejército

307 aniversario homenajeando a Daoiz y Velarde

Uno de los momentos del homenaje en el Acuartelamiento "Fuentes Pila"/ J.CH.
photo_cameraUno de los momentos del homenaje en el Acuartelamiento "Fuentes Pila"/ J.CH.

En el Acuartelamiento "Fuentes Pila" se recordó la gesta heroica de los capitanes de Artillería en Madrid. 

A las 13.45 horas comenzaba la parada militar en el patio de armas "subteniente Daoiz " del Acuartelamiento "Fuentes Pila" donde tiene su sede el Regimiento Mixto de Artillería número 30 de Ceuta, más conocido como el Ramix-30.

Mandaba la línea el coronel jefe del Regimiento Fernando Royo García y formaban la escuadra de batidores, banda de guerra mixta, plana mayor de mando, banda de música del batallón de cuartel general, el estandarte y su escolta, así como dos baterías del grupo de artillería antiaérea y dos baterías del grupo artillería de campaña.

Presidió el acto el comandante general de Ceuta, general de división Javier Sancho Sifre al que acompañaron en la tribuna el general 2º jefe general de brigada Jesús Arenas García así como el coronel jefe de estado mayor Diego Martínez Cañabete.

Tras la imposición de condecoraciones al personal perteneciente al Ramix-30 se procedió a una lectura evocando la heroica gesta de los hechos sucedidos el dos de mayo de 1808 en Madrid.

209 años separan de aquellos heroicos capitanes de Artillería Luis Daoiz y Pedro Velarde junto al teniente ceutí Jacinto Ruiz los que armaron a todo un pueblo contra el invasor, demostrando el ejemplo de unidad nacional, patriotismo y gallardía española.

Lo que se conoció más tarde como la "confabulación de los artilleros" fue el sentimiento que residía en el pueblo, ese pueblo español que tantas veces ha demostrado a lo largo de la historia de que está hecha la forja de su carácter.

Los artilleros del Ramix son depositarios de la gesta de sus capitanes Daoiz y Velarde que dejaron su nombre con letras de oro en la historia de España y de la artillería española tal día como hoy hace ya 209 años.

Posteriormente, se procedió a la oración a los Caídos ante el monumento a los heroicos capitanes bajo el son de la muerte no es el final.

Tras entonarse el himno de artillería se realizaron dos salvas de cañón como así reza la estrofa de " al estampido " siendo el sonido recordado por todos a la memoria del levantamiento del pueblo español hace 209 años contra el enemigo invasor.

Comentarios