Ejército

el portaaviones viaja hacia turquía para su desguace

Las visitas del viejo "Príncipe de Asturias" a Ceuta

El "Príncipe de Asturias", a su paso por el Estrecho camino de Turquía (CLUB BURBUJAS)
photo_cameraEl "Príncipe de Asturias", a su paso por el Estrecho camino de Turquía (CLUB BURBUJAS)

El que fuera buque insignia de la Armada española ha atravesado el Estrecho camino del puerto turco de Aliaga, donde será desguazado en el plazo de seis meses.

La última singladura del “Príncipe de Asturias”, el que fuera buque insignia de la Armada española, le ha conducido a través del Estrecho de Gibraltar rumbo al puerto turco de Aliaga, donde será desguazado. El R-11 –código que identificaba al portaaviones- fue botado en 1982.

La imponente silueta del “Príncipe de Asturias” no ha sido una presencia extraña en Ceuta. En 1992, el portaaviones recala en el puerto tras participar en los ejercicios “Alfex 02” que, junto al grupo escuadrilla de escoltas formada por las fragatas “Reina Sofía”, “Numancia” y “Asturias”, el petrolero “Mar del Norte” y el submarino “Siroco”, se desarrollaron en aguas del Estrecho durante el mes de noviembre.

La dotación de buque participó en la ceremonia del arriado de la bandera en la Plaza de África. El sacerdote católico José Béjar entró al capitán de navío, Rafael Lorenzo, una imagen de la patrona de la ciudad, que durante años permaneció en el puente de mando del buque. Lorenzo llegó a ser ayudante de campo del rey Juan Carlos I.

Años más tarde, el 22 de febrero de 2008, el portaaviones volvió a recalar en Ceuta bajo el mando del capitán de navío Francisco de Asís Jardón.

rey felipe despide portaviones príncipe de asturias

 

24 años de servicio

El “Príncipe de Asturias” participó en varios despliegues navales a lo largo de sus 24 años de servicio. Aunque se desplazó a la zona de conflicto durante la primera Guerra del Golfo, no llegó a entrar en combate.

Con los años, el buque comenzó a ser una carga para las arcas públicas. El Gobierno de Mariano Rajoy sopesa el coste de la renovación del portaaviones, estimado en 100 millones de euros, a los que habrían de sumarse otros 30 anuales para su mantenimiento, y ordena su baja.

Finalmente, el Ministerio de Defensa resuelve que el buque sea desactivado en el puerto de Ferrol. La empresa Surus Leyal lo adquiere por 2,7 millones de euros para su desguace.

El portaviones, de 198 metros de eslora, será conducido a la planta de desguace por el remolcador de altura “Alice One”, de la naviera vasca Ibaizábal.

Tras navegar por la fachada atlántica portuguesa, el R-11 puso rumbo al Mediterráneo con la previsión de llegar a Aliaga a finales de este mes de agosto.

El “Príncipe de Asturias” inauguró la historia de los portaaviones españoles, que se inicia en 1922 con la entrada en servicio del “Dédalo”, un buque que, en realidad, era un portahidroaviones cuya acción más destacada la constituyó su participación en el desembarco de Alhucemas.

En su memoria, la Armada bautizó también como “Dédalo” el portaaviones que España compró a EEUU para convertirlo en el buque insignia de su flota entre los años 1967 y 1989. La baja del “Príncipe de Asturias” ha dado paso a al buque de transporte y proyección estratégica LHD-61, bautizado como “Juan Carlos I”.

Comentarios