Crisis del coronavirus

La ampliación del toque de queda afectará a las rutinas rituales del Ramadán

Mezquita Muley el Mehdi
photo_camera Mezquita Muley el Mehdi (C.A./ARCHIVO)

El inicio a las diez de la noche de la restricción de la movilidad nocturna impedirá acudir a las mezquitas para los rezos de Tarawih e Isha.

La comunidad musulmana de Ceuta ya sabe que, al menos durante las dos próximas semanas, sus rutinas rituales se verán afectadas por el nuevo horario del toque de queda, que entrará en vigor el próximo domingo. Responsables del Gobierno municipal han comunicado hoy a los representantes de los musulmanes ceutíes que las mezquitas deberán permanecer cerradas a la hora establecida para el comienzo del toque de queda.

La situación epidemiológica ha llevado a la Ciudad a adelantar una hora el periodo de restricción a la movilidad nocturna impuesto para contener la propagación del coronavirus. De este modo, el toque de queda comenzará a las diez de la noche y concluirá a las seis de la mañana.

Estos horarios afectarán las rutinas del mes del Ramadán, que comenzará la próxima semana. La comunidad musulmana había mostrado su esperanza en que una relajación de las medidas permitiera a los fieles acudir a las mezquitas para los rezos de Tarawih e Isha, a partir de las once de la noche.

La decisión de las autoridades ha sido, en todo caso, aceptada por los representantes de la comunidad islámica ante la evidencia de la grave situación epidemiológica que vive la ciudad.

El toque de queda también estará vigente en Marruecos durante el Ramadán en un horario más estricto: desde las ocho de la tarde hasta las seis de la mañana.

Comentarios