Crisis del coronavirus

El estado de alarma comenzará esta medianoche

El Gobierno decreta el estado de alarma

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
photo_cameraEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El estado de alarma comenzará esta medianoche. Entre mas medidas, solo podremos salir a la calle para necesidades básicas y de manera individual. 

El Gobierno español asumirá el control de todas las policías regionales y locales del país y tendrá listas a las Fuerzas Armadas por si fuera necesario utilizarlas, dentro del estado de alarma que declaró este sábado para combatir el coronavirus. Esta es una de las medidas que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado en un mensaje a la ciudadanía española.

Tras la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario, que ha durado todo el día, Sánchez ha ido desgranando el Real Decreto que se aplicará para combatir el avance de esta enfermedad en España. Durará 15 días y podrá ser prorrogado por más tiempo con el voto afirmativo del Congreso de los Diputados.

Desde este momento, el Ejecutivo, por ejemplo, se hará con el control de todos los recursos sanitarios del país, y será la “autoridad competente” en toda España. Esto quiere decir que asume todas las competencias en todo el territorio y todas las funciones quedarán bajo la dirección del presidente del Gobierno y otros cuatro ministros: la ministra de Defensa, el ministro del Interior, el ministro de Transportes y el ministro de Sanidad.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real decreto por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, cuyas principales medidas, de aplicación en toda España, son obligadas y de cuyo cumplimiento se encargarán todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, incluyendo las Fuerzas Armadas si fuera necesario.

Limitación de la libertad de circulación

Durante la vigencia del Estado de Alarma, los ciudadanos únicamente podrán circular por las vías de uso público “de forma individual” para la realización de las siguientes actividades: adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistencia a centros sanitarios o entidades financieras; ir a trabajar; volver a la residencia habitual; cuidar de personas mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Además, se permite la circulación por causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada.

Por su parte, podrán circular vehículos particulares solo para la realización de las actividades permitidas. Con todo ello, Interior podrá ordenar el cierre de carreteras o tramos de las mismas por razones de salud pública.

 

Todas las fuerzas y autoridades quedan bajo el mando del Gobierno

Los integrantes de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (del Estado, Comunidades Autónomas y corporaciones locales) quedan bajo las órdenes directas del ministerio del Interior; y todas las autoridades, funcionarios y personal del ámbito de la sanidad en toda España quedan bajo las ordenes directas del Ministerio de Sanidad.

Las autoridades competentes asegurarán que la sanidad privada y la sanidad militar puedan reforzar el sistema nacional de salud en toda España. También se podrán impartir órdenes para asegurar el abastecimiento de productos necesarios para la protección de la salud pública.

Por otro lado, se podrá intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas o locales, incluidos los de la sanidad privada y la industria farmacéutica. Las autoridades competentes adoptarán las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento de alimentos, la producción y la distribución y podrá ordenarse la movilización de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y de las fuerzas armadas para asegurar el abastecimiento.

Se adoptarán las medidas necesarias para garantizar el suministro de energía eléctrica, de productos derivados del petróleo y gas natural.

La oferta de transporte público, por su parte, se reduce a la mitad. Además, como ya se conocía, queda suspendida la actividad educativa en todas las etapas. La distancia de seguridad también deberá mantenerse en los medios de transporte, por lo que sólo se podrán poner a la venta un tercio de las plazas máximas disponibles, subraya el decreto.

 

Transporte marítimo y aéreo al 50%

El transporte marítimo y aéreo se reduce en un 50%. El presidente hizo también hincapié en el caso de Ceuta y Melilla, explicando que “todos tenemos las mismas restricciones” y que estas medidas afectan a los ciudadanos, vivan donde vivan. El Ministro de Transportes queda habilitado para dictar los acuerdos sean necesarios para garantizar los servicios de movilidad, ordinarios o extraordinarios, en orden a la protección de personas. Se mantiene el 100% de cercanías, transporte público de viajeros por carretera, ferroviario y marítimo. Se reduce a la mitad los servicios ferroviarios de media distancia, servicios regulares de transporte de viajeros por carretera y marítimo.

Con todo ello, quedan suspendidas las actividades y establecimientos recreativos y otras adicionales. Se suspenden asimismo las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestar exclusivamente servicios de entrega a domicilio. Quedan suspendidas también las verbenas, desfiles y fiestas populares.

Por su parte, la asistencia a los lugares de culto y las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionan a evitar aglomeraciones

 

La permanencia fuera de casa, “la estrictamente necesaria”

La permanencia en los establecimientos comerciales que puedan seguir abiertos (alimentación, farmacias, centros médicos, peluquerías, tintorerías, ópticas, ortopedias, tiendas de alimentación de animales domésticos, tecnología…) será la estrictamente necesaria, evitando aglomeraciones y manteniendo la distancia de seguridad de al menos un metro.

La asistencia a lugares de culto, ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres no se prohíbe, pero se condiciona a que se eviten aglomeraciones y se pueda garantizar la distancia de seguridad de al menos un metro.

El decreto de estado de alarma limita desde esta misma noche los desplazamientos a los casos de fuerza mayor y, para los permitidos, se establece que habrá que evitar aglomeraciones y que debe mantenerse una “distancia de seguridad de al menos un metro” para evitar el contagio.

 

El impacto económico del estado de alarma será “grande”

El presidente del Gobierno ha admitido que el impacto económico que provoca la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus será “grande” y que “mucha gente va a verse damnificada”, pero ha sostenido que hay que “defender lo más importante, que es la salud pública”.

Sánchez ha declinado ofrecer una estimación de dicho impacto, en su comparecencia para explicar el real decreto que declara el estado de alarma, con la justificación de que el escenario es “muy cambiante”.

El presidente se ha dirigido a trabajadores autónomos, pymes (pequeñas y medianas empresas) y empresarios, y se ha comprometido a hacer “todo lo que esté en su mano para amortiguar los efectos económicos y sociales de esta crisis de salud publica” y a dar respuesta en el próximo Consejo de Ministros a “muchas de las realidades que van a surgir por el estado de alarma”.

Conseguir que “la curva” de contagios suba “de manera más lenta”

Sobre la crisis sanitaria como tal, Sánchez ha asegurado que “la primera victoria” en la lucha contra la pandemia del coronavirus será conseguir que “la curva” de contagios no suba en forma de “flecha”, sino de manera “más lenta”.

Sánchez ha destacado que todas las administraciones, en todo el país, tendrán que encaminarse a “reducir” la epidemia y “por fin eliminarla”. “La victoria será total”, ha recalcado acto seguido, cuando esté lista la vacuna.

Al igual que en comparecencias anteriores, el jefe del Gobierno ha pronosticado “semanas muy difíciles” de “esfuerzos y sacrificios” que “empezarán a dar fruto” cuando se logre “el primer objetivo”.

Ese objetivo será “doblegar la curva de propagación”: “Cuando veamos que la curva no sube en forma de flecha, sino más lenta”, ha afirmado antes de sentenciar: “Cuando el número de altas médicas sea superior a los nuevos infectados”.

Comentarios