Crisis del coronavirus

El segundo verano de la pandemia fía la seguridad sanitaria a la inmunización

gente
photo_camera Viandantes caminan junto al Mercado Central (C.A./ARCHIVO)

La pandemia no permite, sin embargo, ningún tipo de respiro. En lo que va de año, el covid-19 se ha cobrado la vida de 57 personas. Desde mayo hasta diciembre de 2020, el número de víctimas mortales alcanzó las 60.

Ceuta enfrenta un verano protegido frente al coronavirus. Los expertos auguran una futura buena situación epidemiológica debida, fundamentalmente, al avance de la campaña de vacunación, que ha permitido extender la inmunización a  miles de ceutíes. Según los últimos datos de la Consejería de Sanidad,  el 63% de la población ha recibido al menos una dosis; al 43% se le ha administrado ya la pauta completa.

Hace doce meses, Ceuta se encontraba inmersa en lo que los expertos definen como “2º periodo interpandémico”. A mediados de julio, arrancaría el “3º periodo”, el más letal de toda la pandemia en la ciudad. Aunque los efectos en términos de mortalidad no se dejarían sentir en verano, el incremento de la movilidad y de las interacciones sociales asociado a las vacaciones estivales acabaría resultando fatal a partir, sobre todo, del mes de octubre. Hasta 46 personas fallecerían a consecuencia del virus durante los meses de octubre y noviembre.

Las cosas parecen haber cambiado este verano, aunque no hay que olvidar que en junio y julio han muerto dos personas. En el trimestre veraniego de junio, julio y agosto del año pasado no se registraron fallecimientos.

zx11Fuente: Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario

Ceuta se encuentra ahora inmersa en lo que el Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario denomina “periodo tardopandémico de comportamiento endoepidémico”, una fase que se iniciaba el 20 de mayo y que, en sus primeros días, estuvo caracterizado por un incremento de los contagios importados. La entrada masiva en la ciudad sin control de personas procedentes del país vecino registrada los días 17 y 18 resultó característica de este periodo. Sin embargo, desde el 15 de junio no se ha vuelto a notificar ningún nuevo caso atribuible a un recién llegado del país vecino.

La pandemia no permite, sin embargo, ningún tipo de respiro. En lo que va de año, el covid-19 se ha cobrado la vida de 57 personas. Desde mayo hasta diciembre de 2020, el número de víctimas mortales alcanzó las 60.

Comentarios