Frontera

Albares vuelve a insistir en que la aduana comercial se abrirá antes del 1 de febrero

albares vivas
photo_camera El ministro Albares charla con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas (CEDIDA/ARCHIVO)

El ministro de Asuntos Exteriores confirma que las aduanas comerciales de Ceuta y Melilla abrirán antes de la cumbre hispano-marroquí que se celebrará los días 1 y 2 de febrero. «Toda la hoja de ruta hispano-marroquí se va a cumplir», ha subrayado.

«Toda la hoja de ruta hispano-marroquí se va a cumplir». El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha elegido estas palabras para confirmar este martes que las aduanas comerciales de Ceuta y Melilla abrirán antes de la Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos que se celebrará los días 1 y 2 de febrero.

Albares se ha resistido a dar una fecha concreta para la apertura de las aduanas, aunque ha explicado que ambos países trabajan en estos días en los últimos detalles. El diario «El País» publicó la pasada semana una información según la cual las aduanas entrarían en funcionamiento esta misma semana.

Si los acontecimientos se suceden tal y como ha avanzado Albares, la apertura de las aduanas comerciales antes de concluir enero supondría cumplir con el calendario inicialmente dado por el Ministerio de Asuntos. El encuentro de Rabat, al que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá acompañado de una decena de ministros, se ha planteado con una vasta agenda de la que no podía estar ausente la reapertura de la aduana comercial de Melilla, cerrada por Marruecos en 2018, y la creación del mismo modelo para su implantación en Ceuta. Desde 1956 nunca ha existido mecanismo legal que permita el tráfico de mercancías por la frontera ceutí con Marruecos.

El Gobierno español ha insistido siempre en que la apertura de la aduana comercial será un proceso «ordenado» y «gradual». «El proceso será gradual: no se puede aspirar a tener un gran centro logístico pues hay que avanzar progresivamente», precisaba la Delegación del Gobierno a finales del pasado noviembre. El uso del término «regional» para definir la nueva aduana levantó suspicacias en el Gobierno de la Ciudad Autónoma. Finalmente, los responsables del Gobierno central insistieron en que el mecanismo garantizará un tránsito de mercancías regulado y funcionará tomando como referente la aduana de Melilla».

Comentarios