Frontera

medio millón para replantearse el proyecto

La Ciudad propone abrir accesos en el vial que unirá el puerto con la frontera

arcos quebrados
photo_camera Obras de construcción “Puerto de Ceuta – Frontera de El Tarajal. Tramo: Remodelación de la glorieta de Arcos Quebrados" / CEDIDA

La Consejería de Fomento propone una modificación al proyecto inicial para que el vial no sea una autopista directa y permita la entrada y salida de vehículos por las zonas por las que discurrirá esta carretera rescatada en los PGE para 2017.

El Gobierno de la Nación rescata del baúl de los recuerdos el proyecto para construir un vial que una el puerto con la frontera. Ya lo anunció el delegado de Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, la pasada semana durante la presentación de las cuentas que el Ejecutivo de Mariano Rajoy dedicará a la ciudad. Esta misma mañana el consejero de Fomento, Néstor García, ha mantenido una reunión a través de videoconferencia con los técnicos del Ministerio para avanzar en este asunto, como ya hiciera hace unos días in situ. “Se trata de un criterio de oportunidad. Aprovechando que estamos con el PGOU queremos saber si finalmente tenemos que meter este vial o no”, comenta el consejero.

El trazado original de la nueva carretera pasaría por Benítez para atravesar Cría Caballar y llegar a Loma Colmenar por un túnel que cruzaría en diagonal la calle Teniente Coronel Gautier, la Reina, y enlazar ahí con la carretera N-352. Pero por ahora, el Gobierno solo destina medio millón de euros para estudiar la posibilidad de que haya conexiones con otras zonas de la ciudad y analizar la capacidad que debería tener esa vía para cumplir con la función que se le va a asignar. Esta es precisamente una de las modificaciones técnicas que la Consejería de Fomento quiere incluir en el proyecto inicial. “Queremos que sea una vía permeable. Nos gustaría que tuviera entradas y salidas desde otros puntos de la ciudad y que no sea una autopsita directa desde el puerto a la frontera”, matiza García. Estos cambios no afectarían, según el consejero, al Plan General de Ordenación Urbana. “Este vial es un proyecto importante para la ciudad por su envergadura y porque descongestionaría el tráfico”, comenta García.

 

Un vial dentro de un cajón

La primera vez que se dio a conocer este proyecto fue en la campaña electoral de las elecciones generales de 2004. Daños después con el Gobierno de Zapatero se vuelve a recuperar pero el inicio de la crisis económica deja el proyecto en un cajón, donde también lo mantendrá el Ejecutivo de Rajoy en 2011 hasta que hace unas semanas se le ha quitado el polvo y vuelve a saltar a la palestra.

En 2011 el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de la Secretaría de Estado de Cambio Climático, formulaba una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable a la realización del proyecto de construcción del enlace entre el puerto y la frontera del Tarajal en la carretera N-352.

Este proyecto, con un presupuesto de licitación estimado en unos 43,2 millones de euros, preveía la construcción de un nuevo vial, con una longitud de 2,76 kilómetros, dividido en dos tramos: el primero, de un kilómetro, desde la glorieta de la Avenida España hasta la N-354 con dos carriles de 3,5 metros cada uno; el segundo, de 1,7 kilómetros, desde la N-354 hasta la intersección del barrio del Príncipe con 3 carriles de 3,5 metros. El nuevo vial incluía un falso túnel de 140 metros de longitud desde entre los puntos kilométricos 0,6 y 0,8; un túnel de 310 metros entre los puntos 1,6 y 1,9 y un viaducto entre el 2,01 y el 2,12.

El trazado plantea el cruce de la N-354 mediante un falso túnel sin profundizar por debajo del nivel del mar, es decir, a cota del paseo Marítimo, lo que obligará a rectificar levemente dicho paseo. Esta alternativa obligará a ocupar 211 metros cuadrados del Dominio Público Marítimo Terrestre de Playa Benítez, pero evitará tener que demoler un bloque de viviendas de seis plantas de altura anexo.

En abril de 2017, el Ministerio de Fomento ha adjudicado las obras de construcción “Puerto de Ceuta – Frontera de El Tarajal. Tramo: Remodelación de la glorieta de Arcos Quebrados". El presupuesto de adjudicación es de 4,75 millones de euros, estando prevista su cofinanciación por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Con esta obra se unificarán en la nueva glorieta de Arcos Quebrados todos los movimientos de la carretera N-352 de Ceuta a la Frontera del Tarajal y los accesos a la Loma Colmenar y al barrio del Príncipe, reordenando el viario de la zona con el objetivo de lograr una mejora de la seguridad vial tanto para el tráfico rodado como para los peatones.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad