Frontera

Mateos pospone a largo plazo la apertura de la frontera: “La situación sanitaria no lo permite”

Vista de la frontera de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)
photo_camera La frontera no abrirá hasta que mejore la pandemia ni hasta que finalicen las obras, ha matizado la delegada del Gobierno. (C.A/ARCHIVO)

La delegada del Gobierno ha avanzado que la tercera y última fase de las obras dará por concluida el próximo mayo

El 2022 comienza tal y como finalizó el ejercicio anterior. Con un eterno día de la marmota en cuanto a la apertura de la frontera se refiere. Sin fecha y va para largo. Tal y como se puede extraer de las declaraciones que este lunes hacía la delegada del Gobierno al respecto. “En la situación sanitaria que nos encontramos no se pude llevar a cabo. Como mínimo, hasta que esto mejore”, sentenciaba Salvadora Mateos.

Sin más detalles al respecto la titular de la plaza de los Reyes cerraba temporalmente el capítulo que mantiene en vilo a miles de personas a uno y otro lado del perímetro que separa a Marruecos de España y que, seguirá con la puerta cerrada, al parecer, no a corto plazo. En este sentido, desde Delegación del Gobierno han reiterado en diferentes ocasiones que la idoneidad de esa reapertura sería una vez concluidas la obras de reforma y remodelación que en la misma se están implementando, y que “en los próximos días” arrancarán con la tercera y última fase. “Es la más importante de todas porque será con la que se instale la frontera inteligente”.

Este nuevo sistema facilitará la identificación de todos los que la crucen para acabar con el caos que cada día se registraba en el Tarajal. Sin llegar a estar totalmente terminada los trabajadores transfronterizos podrán ser los primeros en cruzar. El cuándo también es una incógnita. “Pero serán los primeros y en las mismas circunstancias en las que lo hacían”, ha vuelto a insistir Mateos. Aunque en principio, todo apunta a que será en la próxima primavera o inicios del verano, en mayo o junio ha situado la delegada la finalización de los trabajos.

El proyecto inicial ha sufrido importantes cambios, ha reconocido la delegada del Gobierno, porque “surgió la pandemia y obligó a establecer una frontera diferente”. En estos casi dos años ha saltado por los aires el modelo tradicional y en Madrid ya perfilan un plan de reapertura que nada tiene que ver con lo hasta ahora conocido. La propia Mateos ya adelantaba hace unos meses que la pretensión es que solo entren en Ceuta quienes tengan algo que hacer dentro: trabajadores con papeles, turistas con dinero o familiares de caballas.

De momento, los cambios se han materializado en el plano de las infraestructuras. Aspectos en los que se han centrado las dos primeras fases de las obras que ya han finalizado. Desde la remodelación del paso peatonal, al que se le ha ganado espacio y se ha modificado la estructura de hierro que lo rodeaba, “y que podía ser peligrosa, llegando a derivar en algún percance”. Hasta la remodelación de las cabinas y estancias de la Guardia Civil, o la finalización de la oficina de asilo.

Comentarios