Frontera

Pedro Sánchez Viaja esta tarde sin el respaldo de sus socios en el Gobierno, Podemos, ni de los partidos de la oposición

La frontera, la conexión por mar y la OPE, fijan una cita entre Sánchez y Mohamed VI que simboliza una "amistad muy fuerte"

Pedro Sánchez
photo_camera Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno de España viaja al final de la mañana a Marruecos junto al ministro Albares para reunirse con el monarca del país vecino y, posteriormente, cenar con Mohamed VI, participando así por invitación expresa del Rey, en la ruptura del ayuno o iftar, lo cual se ha calificado por España como un signo de "amistad muy fuerte". 

Este jueves por la tarde, el presidente del Gobierno de España viaja a Marruecos acompañado del ministro de Exteriores para mantener un encuentro con el rey Mohamed VI, tal y como acordaron la semana pasada en una conversación telefónica. Después de la reunión, el monarca alauita romperá el ayuno con Pedro Sánchez y José Manuel Albares. Entre los asuntos a tratar, la Reunión de Alto Nivel (RAN) suspendida desde el lado marroquí el 17 de diciembre de 2020. 

Ya lo anunciaba el ministro de Exteriores: "invitar a alguien externo a un iftar en un círculo familiar y durante el mes de Ramadán, se entiende como un signo de "amistad muy fuerte" por parte del Rey alauí. La delegación española emprenderá el viaje a Rabat a mediodía tras la otra entrevista del día, la del jefe del Ejecutivo con Alberto Núñez Feijóo, la primera con el gallego como presidente del PP. 

España y Marruecos dan hoy el primer paso para ir precisando el documento en el que se presentará paso a paso cómo será el nuevo proyecto conjunto y las medidas a adoptar para mejorar las relaciones que se agravaron con la entrada de unas 12.000 personas por el espigón del Tarajal el pasado mayo, y que según Moncloa repercutirán positivamente en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Sánchez ha repetido una y otra vez que ambos países respetarán en todo momento su integridad territorial. 

Del encuentro se espera que se conozca la fecha de reanudación de las conexiones marítimas entre España y Marruecos, así como el restablecimiento de la Operación Paso del Estrecho (OPE), que en los dos últimos años ha estado parada y no ha pasado por los puertos españoles. También será objeto de análisis la reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla, un asunto solo pendiente ahora de la evolución de la pandemia. 

Este viaje pone fin a la crisis bilateral que tuvo como detonante la acogida en España del secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali y que le costó el puesto a la anterior ministra de Exteriores, González Laya. Después se produjo la crisis de mayo, las visitas del presidente Sánchez a Ceuta y los continuados intentos de Albares por restablecer el buen entendimiento entre los dos países mediterráneos y principalmente vecinos. 

La vuelta al diálogo con Marruecos está marcada por el giro de Pedro Sánchez sobre la postura que mantenía España acerca del Plan de Autonomía de Marruecos (2007) para el Sáhara Occidental, cambio de rumbo que no apoyan sus socios de Gobierno ni los partidos de la oposición. 

 

 

Comentarios