Frontera

la policía exige permiso de residencia o pase de trabajador transfronterizo

Las restricciones en las entradas a Ceuta dejan a más de 2.000 personas al otro lado de la frontera

Las restricciones impuestas para el acceso a través de la frontera mantenían esta mañana concentradas a más de 2.000 personas en el lado marroquí a la espera de poder entrar en Ceuta. 

Más de 2.000 personas se concentran desde esta mañana al otro lado de la frontera con el propósito de entrar en Ceuta. La Delegación del Gobierno instauraba ayer controles exhaustivos en el paso fronterizo que han limitado los flujos de entrada de transeúntes desde el país vecino.

Los marroquíes que hoy querían entrar en la ciudad estaban obligados a exhibir el permiso de residencia o el pase que acredita a los trabajadores transfronterizos. Sin esta documentación, el acceso a Ceuta ha quedado vedado para centenares de marroquíes.

cola vehículos lado marroquí fronteraLa multitud que aguarda una oportunidad para franquear la frontera expresaba su malestar entre gritos de protesta y recriminaciones a los agentes policiales españoles.

La nueva medida pretende acabar con el tránsito por el paso fronterizo de El Tarajal I de personas cuya intención es la de recoger productos textiles en la ciudad para, ya durante la tarde, volver a Marruecos con la mercancía. La Delegación del Gobierno trata de persuadir a los porteadores de que el único acceso autorizado para el tráfago de mercancías es el paso peatonal de Tarajal II, cuyo horario de apertura se ampliaba recientemente.

Los porteadores que tratan de traficar con los bultos de textil, cuyo paso por El Tarajal I está prohibido, son los mismos que durante las tardes se concentran ante el paso fronterizo con la intención de acceder a Marruecos provocando avalanchas para eludir el control policial.

IMÁGENES DE VIDEO CEDIDAS

Comentarios