Frontera

El país vecino quiere dar empleo a 5.000 personas hasta 2023

La frontera de Ceuta, lejos de abrirse: Marruecos mira al "modelo Argelia", país al que se cerró hace 27 años

IMG_6286
photo_camera Paso fronterizo (C.A.)

Marruecos "sigue desarrollando proyectos en las regiones del norte para recolocar a la población que trabajaba en las fronteras", según publica El Español.   

Lo publica hoy El Español, Marruecos no tiene intención de abrir las fronteras terrestres con Ceuta y Melilla, "al menos hasta que España acepte algunas de sus peticiones" como el reconocimiento de la soberanía del Sahara Occidental. 

La periodista Sonia Moreno informa que, según fuentes cercanas al rey, el plan de Rabat con Ceuta y Melilla es "seguir el modelo establecido con Argelia", un país vecino de Marruecos cuyas fronteras mantiene cerradas desde 1994, el nada despreciable tiempo de 27 años. Marruecos lo que hace ahora es recolocar a sus trabajadores transfronterizos desarrollando la zona norte. 

En el caso de España, recuerda que las fronteras de Ceuta y Melilla, ambos pasos, permanecen cerrados desde el 13 de marzo de 2020. La excusa es el covid, pero la realidad es otra. "El objetivo de Rabat es desarrollar económicamente la zona oriental y el centro de Marruecos, contribuir al empleo y mejorar el nivel de vida de los habitantes" y así evitar conflictos sociales y protestas populares principalmente de aquellas que se ganaban la vida pasando mercancías entre España y Marruecos. 

El Español recuerda que el comercio atípico cayó en 2019 y han sido varios los planes económicos que ha puesto en funcionamiento el Gobierno marroquí, creando empresas y generando empleo (unos 5.000 hasta el 2023) en Tánger-Tetuán-Alhucemas. 

Marruecos piensa en situarse en un lugar preferente en el comercio mediterráneo con la construcción del puerto de Nador y la ampliación de Tanger-Med. "Así prescindiría de Ceuta y Melilla", publica Moreno. 

OPE

El medio ve difícil que vuelva a existir cooperación con las ciudades autónomas en la Operación Paso del Estrecho. El pasado año la operación se realizó con aviones especiales desde diferentes países y con dos rutas de barcos desde Francia e Italia, explica la periodista. 

Asegura que no han existido reuniones gubernamentales en este sentido ni otros contactos, ni siquiera las delegaciones de Gobierno de Ceuta y Melilla saben nada. Los únicos contactos que han mantenido las autoridades marroquíes son con las navieras para ver su "disponibilidad y capacidad". También preparan buques desde Francia e Italia, de nuevo. Así no dependerán de España si no abre las rutas marítimas. Otra posibilidad que baraja el país vecino es "fletar barcos desde Portugal".