Frontera

Trabajadores marroquíes de Ceuta piden a su gobierno que les abra la frontera

Entorno de la frontera de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Entorno de la frontera de El Tarajal (C.A./ARCHIVO)

Los trabajadores marroquíes de Ceuta han dirigido una carta en la que piden a las autoridades de su país que abran la frontera terrestre ya que pueden perder sus trabajos. 

Los trabajadores marroquíes de Ceuta han dirigido una carta en la que piden a las autoridades de su país que abran la frontera terrestre, cerrada desde mediados de marzo, para permitirles volver a sus empleos.

En una carta dirigida a la Wilaya (gobierno civil) de Tetuán a la que tuvo acceso Efe, los firmantes explican que ante cierre el continuado de la frontera terrestre, se arriesgan a ser expulsados de sus trabajos.

La carta estima en 3.000 el número de los trabajadores fronterizos de Ceuta que "no se dedican al contrabando de supervivencia" y que disponen de contratos de trabajo y seguridad social en la ciudad española.

Estas personas, se indica en la carta, tienen compromisos en Ceuta y también con los bancos, además de obligaciones familiares que cumplir.

Contactado por Efe, el coordinador de esta iniciativa y uno de los firmantes de la carta, Mustapha Fezzaka, explicó que varias personas tienen una antigüedad de hasta veinte años de trabajo en Ceuta, y la práctica totalidad de estos trabajadores se dedican al servicio doméstico, carpintería, mecánica y construcción, principalmente.

Fezzaka indicó que estas personas disponen de un permiso de trabajo que les permitía atravesar la frontera a diario y volver por la tarde a sus casas, en el lado marroquí de la frontera.

Añadió que estas personas no han recibido ayuda de parte de las autoridades marroquíes ni españolas, salvo algunos casos que recibieron ayudas a título individual por parte de sus empleadores.

Fezzaka pidió al Gobierno marroquí encontrar alguna solución a estas personas que se arriesgan quedarse en el paro, y permitirles volver a sus trabajos.

El pasado mes de octubre, las autoridades marroquíes comenzaron prohibiendo el tráfico informal de mercancías por parte de porteadoras o en vehículos, que ha estado tolerado durante décadas y que daba trabajo antes a 9.000 personas.

Al mismo tiempo, señalaron que los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla se limitarán al paso de las personas sin ninguna actividad comercial.

Marruecos ha empezado en las últimas semanas una serie de medidas de alivio tras un confinamiento sanitario decretado hace más de tres meses, pero sigue teniendo actualmente sus fronteras exteriores cerradas y no ha anunciado ninguna fecha concreta o aproximada de reapertura.

Comentarios