Inmigración

la policía los interceptó en el muelle de la puntilla

Detenidos dos marroquíes que pretendían abordar un ferri con una escala de cuerda

Los dos hombres, que se encontraban indocumentados, fueron detenidos por infracción a la Ley de Extranjería y devueltos a Marruecos.

polizón migrante escalapolizón migrante escalaLa Policía Nacional interceptó ayer martes a dos marroquíes cuando se preparaban para acceder como polizones a uno de los ferris que cubren la travesía con Algeciras. En torno a las 17.00 horas, los agentes detenían en el Muelle de la Puntilla a los dos migrantes vestidos con trajes de neopreno y pertrechados de una escala de cuerda con un gancho metálico en su parte superior.

La longitud de la escala, que alcanzaba los 2,5 metros, hace suponer que los dos hombres trataban de alcanzar la borda de uno de los buques de pasajeros atracados en el puerto.

Los trajes de neopreno que vestían, utilizados habitualmente en actividades deportivas como el surf o el buceo, permiten soportan en el agua bajas temperaturas como las que se registran en abril en la zona, que suelen descender hasta los 16 grados centígrados.

Uno de los detenidos calzaba calcetines de buceo, aptos para nadar y desenvolverse en el agua y en superficies húmedas como rocas, escalar por las paredes de un muelle o apoyarse en la superficie metálica del casco de los barcos. Estas actividades en el caso de ir descalzos se verían muy entorpecidas.

Los dos hombres, que se encontraban indocumentados, fueron detenidos por infracción a la Ley de Extranjería y devueltos a Marruecos.

 

Abordaje con escala

La utilización de escalas para abordar barcos en los que emboscarse como náufragos es una práctica extendida entre los migrantes que tratan de llegar clandestinamente a la Península.

Estas escalas, confeccionadas de manera artesanal pero con una pericia que suele revelar conocimientos náuticos, presentan un diseño fuerte y ligero. Están elaboradas con cabo de polipropileno (nylon) en el que se han intercalado peldaños de madera de pino con dos agujeros para pasar la cuerda y fijar la posición de los peldaños mediante nudos y cinta aislante.

El gancho metálico que las culmina es una varilla estriada de hierro que suele usarse en la construcción para encofrar a la que se confiere la forma adecuada. La varilla cuenta con un añadido de pletinas de acero de refuerzo, un trabajo que requiere la participación de una persona con conocimientos y equipo de soldadura.

En otras ocasiones, las escalas son totalmente rígidas, más fáciles de manejar para subir, y suelen fijarles botellas de plástico de dos litros vacías a los laterales que funcionan como flotadores. De este modo, en caso de caída al agua, los polizones no pierden la escala, que queda flotando.

Comentarios