Inmigración

No entiende que tras ingresar en un centro de seguida estén en la calle deambulando

Marea Negra pide mayor implicación a la Delegación en el asunto de los Menas

Menas en el Poblado Marinero (C.A.)
photo_camera Menas en el Poblado Marinero (C.A.)

La Asociación Marea Negra por la Seguridad Privada ha mostrado su preocupación respecto a la problemática existente con los Menas. Entiende es un problema social y afecta a los profesionales del sector de la seguridad privada, ya que sus integrantes prestan servicios en centros de menores, donde los agentes de seguridad conviven día a día con ellos.

A juicio del colectivo, el asunto tiene solución, citando para ello la existencia de la Ley Orgánica 4/2000, del 11 de enero, que en sus artículos 59 y 59 bis explica la manera de proceder con estos menores.

En nota de prensa, Marea Negra hace mención de que también existe un Reglamento de la Unión Europea que trata sobre los derechos de estos menores. El Reglamento de Dublín, tal y como se denomina, establece los criterios y mecanismos que determinan las actuaciones de cada Estado miembro. Con fecha 1 de enero del 2014 este Reglamento pasa a llamarse Reglamento Dublín III.

El colectivo se pregunta el motivo por el que la Delegación del Gobierno de Ceuta que tiene las competencias en este ámbito, no se implica lo suficiente y deja de decir "que estos menores no quieren estar en estos centros".

Desde Marea Negra se entiende que se debería empezar a trabajar, primero, para que haya centros de menores que ofrezcan garantías suficientes, que en el caso de la ciudad no los hay. También se pregunta que por qué no se hace un informe al Gobierno de España solicitando la disposición todos los medios para solucionar este problema. Desde el colectivo entienden que se tendrían que tomar medidas no sólo por la parte española, sino también por parte de Marruecos, “ya que esta situación procede de nuestro país vecino”.

Todas estas normas, leyes y medidas mencionadas protegen al menor, pero por qué no se aplican, preguntan desde el colectivo. En este sentido, manifiestan que si la Administración tiene la tutela de éstos, no es entendible que, tras llevarlos a un centro a través de Fiscalía de Menores, al cabo de pocos días vuelvan a estar transitando por las calles, sin control alguno y sin protección.

Comentarios