La Ciudad

el contrato tiene un presupuesto base de algo más de 196.800 euros

La Ciudad licita el servicio de comedor escolar en verano para escolares desfavorecidos

Comedor escolar en un centro educativo ceutí (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Comedor escolar en un centro educativo ceutí (C.A./ARCHIVO)

el servicio comprende la elaboración, entrega en los centros educativos (Andrés Manjón, Reina Sofía, García Lorca, Pablo Ruiz Picasso, Santiago Ramón y Cajal, Príncipe Felipe y Ortega y Gasset) y reparto y distribución de los almuerzos y meriendas de lunes a viernes, exceptuando los festivos.

La Consejería de Servicios Sociales ha publicado hoy en el Boletín Oficial de la Ciudad (BOCCE) el anuncio de la contratación del servicio de catering de los comedores sociales en verano. El contrato, con un presupuesto base de licitación de 196.822,42 euros, va dirigido a atender las necesidades de escolares desfavorecidos desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre próximos. La fecha límite de presentación de ofertas para esta adjudicación es el 21 de marzo. Este servicio de catering se complementa con las actividades que, a lo largo de la mañana, se realizan en los centros educativos en el periodo estival, tal y como ha venido realizándose en años anteriores.

Según establece el pliego de condiciones técnicas de la licitación, el servicio comprende la elaboración, entrega en los centros educativos (Andrés Manjón, Reina Sofía, García Lorca, Pablo Ruiz Picasso, Santiago Ramón y Cajal, Príncipe Felipe y Ortega y Gasset) y reparto y distribución de los almuerzos y meriendas de lunes a viernes, exceptuando los festivos. Asimismo, el número de menús que el adjudicatario deberá servir será el que cada colegio solicite diariamente. Las comidas oscilarán en función del nivel de ocupación diario de los centros.

De igual modo, las comidas que se sirvan deberán asegurar las necesidades de los alumnos en aspectos tales como la aportación energética, el equilibrio adecuado de los nutrientes, la frecuencia y variación en el consumo, la limitación del exceso de sopas y fritura o el mantenimiento de la cadena de calor. Además, los menús deberán ser elaborados por un nutricionista.

Además, el transporte de la comida se realizará en recipientes isotérmicos debidamente homologados para el transporte de alimentos, así como por un medio e transporte adecuado para esta actividad.

En total, el número de menús servidos a lo largo del verano de 2017 alcanzó los 21.617, lo que supuso un coste de 100.709 euros.

Comentarios