La Ciudad

las asociaciones del taxi quieren soluciones

"Si queremos barrer la casa del vecino, primero tendremos que empezar por la nuestra"

Imágenes de los taxis piratas cedidas a Ceuta Actualidad
photo_cameraImágenes de los taxis piratas cedidas a Ceuta Actualidad

El diagnóstico del sector del taxi es grave. Este servicio público no atraviesa por su mejor momento. La congelación de las tarifas desde hace 4 años, los taxis piratas o la renovación de la flota son algunos de los problemas más acuciantes del sector.

Ceuta Actualidad ha subido a los taxis de la ciudad para conocer el estado de un sector que usan a diario cientos de ceutíes, y el diagnóstico es preocupante. El presidente de los autónomos del taxi, José Reyes Morales, y el de los profesionales del taxi, Julio Pérez, aseguran que están “mal”. Son conscientes de que hay mucho por arreglar y que es complicado hacerlo todo “del tirón pero por lo menos poco a poco”. Este es precisamente el propósito de la última reunión mantenida con el consejero de Gobernación, Jacob Hachuel. A estos profesionales no les tiembla el pulso al pedir que se tomen medidas contundentes contra los coches piratas pero también con los taxis con licencia, su estado y los contratos de los conductores. “Si queremos barrer la casa del vecino, primero tendremos que empezar por la nuestra”, comentan.

Actualmente en la ciudad hay 118 licencias de taxis, de los cuales dos están adaptados para minusválidos. Una cantidad suficiente para los clientes que demandan estos coches. Esta semana se ha celebrado una reunión de la comisión de accesibilidad donde se han pedido tres coches más para cumplir con la ordenanza municipal que cifra en cinco los taxis para minusválidos en la ciudad. "Cinco son demasiados. No hay tanta demanda”, explica Pérez. En esa reunión propusieron que en vez de aumentar las licencias en 3, “con el consiguiente perjuicio que tendría para el sector”, se les otorgue esta licencia a varios coches que están pendientes de renovación. Los presidentes de ambas asociaciones piden que las inspecciones que tienen que pasar los coches, dos veces al año según las ordenanzas, más la ITV se hagan de forma conjunta y de una sola vez.

Desde la Consejería de Gobernación se han comprometido a ser más estrictos en las inspecciones de los coches para dar una mejor imagen. Una medida aplaudida por las asociaciones que apuestan, además, pedir el graduado escolar y una prueba oral a quienes optan a una licencia municipal. En este sentido el propio consejero les pidió 15 días de margen para comenzar a trabajar en solucionar algunos de estos puntos.

 

Cuatro años con la tarifa congelada

En la ordenanza municipal que regula este servicio público se especifica que forma automática y cada 1 de enero la tarifa debe subirse pero en la ciudad hace cuatro años que no se toca la bajada de bandera y se mantiene como la tercera más barata de España junto con Lanzarote y Fuerteventura. “Hace 4 meses presentamos en el Ayuntamiento una propuestas de subida de 20 céntimos pero aún no nos han contestado y ya estamos en el mes de marzo”, comenta Reyes, quien estudió una subida de 70 céntimos.   

Ante la pregunta de sí es rentable mover el taxi por poco más de 3.30 euros, Reyes y Pérez lo tienen claro. “Da para llegar a fin de mes y pagar las facturas”. La justificación de esta tarifa tan baja hay que buscarla en cuando a Ceuta llegaban muchos turistas y militares. “Era rentable cuando había mucho movimiento de clientes, cuando se subía y bajaba bandera continuamente”, recuerda Reyes.

Si a este hecho le sumamos los cerca de 60 taxis piratas que campan a sus anchas por la ciudad, el panorama se vuelve más desolador. Desde la Ciudad se trabaja por sancionar a estos coches con matrículas tanto nacionales como marroquíes pero “no sirve de nada”, se lamenta Pérez. Se les abren mil expedientes administrativos y aunque en la ordenanza municipal se contempla la inmovilización inmediata del vehículo no se está haciendo “porque hay que pillarles in fraganti”. Los propios taxistas se enfrentan con ellos cuando ven que esperan a clientes a escasos metros de las paradas establecidas. “Están en todas partes, en la frontera, en las superficies comerciales, en el puerto… y la policía lo sabe”, declaran. Tal es su osadía que muchos de estos coches ilegales estacionan en el aparcamiento de un supermercado en la avenida Cañonero Dato y en la puerta de la tienda captan clientes.

Ante todos estos problemas, las asociaciones de profesionales del taxi piden soluciones para que el sector vuelva a ser la envidia de toda España “como sucedía hace años”, recuerdan Pérez y Reyes.

Comentarios