Laboral

DESENCUENTRO EN LA NEGOCIACIÓN DEL CONVENIO

Los trabajadores de la limpieza convocan una huelga indefinida para después de Semana Santa

Un empleado de Trace recoge basuras durante la pasada Feria de Ceuta (C.A/ARCHIVO)
photo_cameraUn empleado de Trace recoge basuras durante la pasada Feria de Ceuta (C.A/ARCHIVO)

El convenio afecta a los trabajadores de Trace -concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, Tale -la unión temporal de empresa que presta servicio en el puerto, ACC –limpieza de alcantarillado, y Urbaser –planta de transferencia. Trace es la que, con sus 370 trabajadores, aglutina al mayor número de empleados concernidos por el convenio.

Los trabajadores de las empresas de la limpieza protagonizarán una huelga indefinida una vez concluida la Semana Santa. Los sindicatos desvelaban hoy sus propósitos, que presentan como una respuesta a la falta de entendimiento con la patronal en la negociación del convenio colectivo del sector.

En un comunicado, los sindicalistas censuran la actitud de la Asociación de Empresarios de Limpieza Pública Viaria, con cuyos representantes se trata de negociar un acuerdo que a día de hoy se antoja lejano.

El convenio afecta a los trabajadores de Trace -concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, Tale -la unión temporal de empresa que presta servicio en el puerto, ACC –limpieza de alcantarillado, y Urbaser –planta de transferencia. Trace es la que, con sus 370 trabajadores, aglutina al mayor número de empleados concernidos por el convenio.

Los sindicatos plantean a la patronal un convenio de cuatro años de duración con la introducción de algunas mejoras sociales, que califican como “básicas”, y subidas salariales por encima del IPC.

“Todo es una negativa por parte de la Asociación, pero no les basta con eso, sino que quieren recortar logros sociales que tenemos adquiridos desde hace muchos años”, explican los sindicatos en su nota.

El comité de empresa de Trace ha subrayado que no tolerará que las condiciones actuales de la concesión, plasmadas en un contrato firmado a la baja y con el compromiso de asumir mejoras en el servicio, se mantengan a costa del “sudor” de los trabajadores.

Los sindicalistas argumentan que su decisión de posponer la huelga a la conclusión de las fiestas se ha adoptado como una muestra de “respeto” hacia la ciudadanía.

Ya el año pasado los sindicatos amenazaron con la convocatoria de una huelga, en aquella ocasión coincidente con las celebraciones de Semana Santa. Finalmente, la huelga fue desconvocada.

Comentarios